Aprende a usar saludablemente las tarjetas de crédito departamentales

0
386
Aprende a utilizar saludablemente las tarjetas de crédito departamentales
Aprende a utilizar saludablemente las tarjetas de crédito departamentales

Infórmate sobre el uso de tarjetas de crédito departamentales y compara, pero sobre todo realiza un consumo responsable que no comprometa tu estabilidad financiera

Las tarjetas departamentales o tarjetas de crédito no bancarias permiten, mediante una línea de crédito autorizada, adquirir anticipadamente bienes y servicios en la misma cadena comercial o en los negocios afiliados a ella.

Infórmate sobre su uso y compara, pero sobre todo realiza un consumo responsable que no comprometa tu estabilidad financiera.

La reina de los créditos

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 (ENIF), realizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 61.5 % (15.1 millones) de personas entre 18 a 70 años, mencionó tener una tarjeta de crédito departamental o de tienda de autoservicio, entre otros créditos.

Al 2018, había 2,374 tiendas departamentales a escala nacional, según el Informe anual de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, A.C. (ANTAD).

Su funcionamiento

Las tarjetas departamentales operan bajo una regulación comercial y no financiera, por lo tanto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) es la encargada de vigilar el comportamiento de estos productos.

¿Qué te ofrecen este tipo de tarjetas?

  • Financiamiento a corto plazo. Si compras los primeros días de tu fecha de corte y liquidas el total de tus consumos en la fecha de pago puedes financiarte hasta por más de 30 días.
  • Meses sin intereses. Puedes comprar productos y servicios a plazos, comúnmente de 6, 12 y 18 meses, con el mismo precio que si los adquieres de contado.
  • Aumento de crédito. Si pagas a tiempo, la tienda te ofrecerá un aumento en tu línea de crédito, para que puedas comprar más.
  • Compras a plazos pagando intereses. Compras artículos que liquidarás en determinadas mensualidades (6, 12 o 18) pagando intereses, los cuales ya están incluidos en el precio del artículo. Analiza bien este esquema de compra toda vez que pagarás más comparado con el precio de contado.
  • Además, te ofrecen:
  • Descuentos en tu primera compra.
  • Sin cobros de anualidad o apertura.
  • No existe monto de apertura ni costo de anualidad.
  • Promociones y descuentos exclusivos en la tienda.
  • Tarjetas adicionales sin costo.
  • Compras en tiendas de la misma cadena o con las que exista un convenio.
  • Compras en internet.
  • Reposición en caso de robo o extravío.
  • Seguros y servicios, regularmente con costo extra.
  • Programas de fidelidad.

Considera que la tienda establece una fecha límite de pago para abonar a tu cuenta el monto correspondiente al mes de cobro, sin multas ni recargos, y será un día específico de cada mes. Si pagas después de esta fecha tendrás recargos, que aparecerán reflejados en el siguiente estado de cuenta.

Es importante tener presente que algunos vencimientos pueden variar dependiendo si el mes termina en 30 o 31 días.

Recuerda que el crédito de las tarjetas departamentales es revolvente, es decir, que la cantidad de crédito disponible disminuye cada vez que realizas una compra y al pagar en tu fecha límite de pago vuelves a tener disponible la cantidad de crédito original.

Antes de utilizar tu tarjeta, divide el importe de la compra entre el número de pagos a los que te estás comprometiendo y proyéctalo en tu presupuesto. Si ya has comprado un par de artículos bajo este esquema, toma en cuenta que el cargo de lo que compres se sumará a la deuda de otros productos ya adquiridos.

La Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) en su artículo 66 establece que en toda operación a crédito se deberá informarte, entre otras cosas, sobre el precio de contado del bien o servicio, el monto de pagos individuales, los intereses, comisiones y cargos correspondientes y detalle de cualquier cargo, el número de pagos a realizar, su periodicidad y el derecho que tienes a liquidar anticipadamente el crédito con la consiguiente reducción de intereses.

IPR

Contenido relacionado

Así es la salud financiera de los jóvenes


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here