Inicio BIENESTAR TOTAL Osteoporosis y fracturas vertebrales

Osteoporosis y fracturas vertebrales

Por Jose Antonio Soriano.

Introducción

La osteoporosis es un problema de salud pública que afecta a más de 75 millones de personas tan solo en Estados Unidos, Europa y Japón causando más de 8.9 millones de fracturas anualmente en el continente americano y europeo (OMS 2007). La prevalencia de osteoporosis en mujeres y hombres mayores de 50 años en México es de 17% y 9% en columna lumbar respectivamente y la prevalencia de fracturas vertebrales en mujeres mayores de 50 años en Latinoamérica se calcula entre el 11 y el 19%. Aunque existen otras causas de fracturas vertebrales no traumáticas como tumores o enfermedades metabólicas del hueso, la osteoporosis es por mucho la principal.

Sintomatología

Las fracturas vertebrales por osteoporosis pueden pasar inadvertidas, o más comúnmente producir dolor y deformidad, que puede llegar a postrar a los pacientes en cama o incluso ocasionar compresión de las raíces nerviosas o médula espinal, amenazando con ello la función o la vida, principalmente en adultos mayores. El síntoma principal asociado a estas fracturas es dolor grave que muchas veces es incapacitante y refractario a la toma de analgésicos. Otros síntomas que se pueden presentar son: hormigueo, adormecimiento, debilidad o parálisis de las piernas e incluso estreñimiento o falta de control de esfínteres.

Diagnóstico

Los pacientes con fracturas por osteoporosis, a diferencia de las fracturas por trauma,  no tienen un mecanismo de lesión que explique la fractura vertebral, por lo que es importante descartarlas en cualquier persona mayor de 50 años con dolor grave de origen inexplicable en la espalda. El diagnóstico se realiza mediante el examen físico y un estudio de resonancia magnética, además de una densitometría ósea para valorar la densidad del hueso en la columna. 

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son aliviar el dolor, aliviar la compresión de las estructuras neurológicas y prevenir la deformidad de la columna vertebral y mejorar la funcionalidad y la calidad de vida.

El tratamiento conservador es habitualmente prolongado y consiste de reposo en cama, que puede conllevar complicaciones graves como fenómenos tromboembólicos; analgésicos y antiinflamatorios, los cuales pueden tener efectos adversos a largo plazo como úlcera gástrica y/o daño renal;  fisioterapia que en ocasiones resulta inefectiva por la limitación para realizarla por el dolor; y fajas o corsettes, que suelen ser incómodos y pueden provocar que el paciente no los use con la frecuencia indicada. 

Actualmente existen alternativas mínimamente invasivas para el tratamiento de los pacientes con fracturas por osteoporosis como son la vertebroplastía y la cifoplastía. Estas técnicas consisten en reforzar las vértebras fracturadas mediante la inyección percutánea (a través de la piel) de cemento (polimetilmetacrilato) a los cuerpos vertebrales, proporcionando estabilidad a la fractura y resolviendo el dolor de forma inmediata.

Como se mencionó anteriormente algunos pacientes pueden presentarse con síntomas de deterioro neurológico. En estos casos la sintomatología es consecuencia de compresión de las estructuras nerviosas (raíces y médula espinal) por fragmentos de hueso. Habitualmente el tratamiento en estos casos es necesariamente quirúrgico y requiere de descompresión de las estructuras nerviosas y estabilización, el cual también se puede realizar actualmente por técnicas de cirugía mínimamente invasiva de columna.

Pronóstico

Las consecuencias potenciales a largo plazo de una fractura por osteoporosis sintomática no tratada pueden ir desde dolor crónico, deterioro funcional y por consecuencia de la calidad de vida, hasta deformidad severa y depresión. Algunos de estos casos incluso progresan a compresión de las estructuras neurales con deterioro neurológico, complicando aún más el tratamiento. 

Sin embargo, en fracturas detectadas en etapas iniciales el tratamiento suele ser sencillo y resolutivo en la mayoría de los pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

Descubre los beneficios de la actividad física en personas mayores

La actividad física podría reducir las causas del ingreso de las personas mayores a instituciones de estancia prolongada como albergues o asilos,...

La psoriasis es una enfermedad grave de la piel, pero no es contagiosa

La psoriasis es una enfermedad crónica no contagiosa que afecta primordialmente la piel, aunque también suele aparecer en uñas, articulaciones u...

¿Quieres tener energía? ¡Realiza ejercicio aeróbico y anaeróbico!

Según el Sistema Nacional de Salud, el 19% de mujeres y hombres de 30 a 69 años de edad en México mueren...

“Hablemos sobre demencia”, la nueva campaña que lucha contra los estigmas

El Mes Mundial del Alzheimer es una campaña internacional para crear conciencia y desafiar el estigma alrededor de la demencia

Investigadores de la UNAM listos para erradicar la cisticercosis

La Secretaría de Salud señala que hoy en día, el problema de la cisticercosis en el país es menos grave que en...