Inicio BIENESTAR TOTAL El duelo mudo. El duelo por un hijo no nacido

El duelo mudo. El duelo por un hijo no nacido

Perder a un hijo es la experiencia más temida y la enorme mayoría de las culturas ni siquiera tiene un vocablo para quienes enfrentan esta situación. Pero existe una negación aún mayor: La del derecho al duelo mudo que tienen los padres de un hijo no nacido

Por Gabriela Torres de Moroso Bussetti

Para quienes no sepan qué es un duelo perinatal, es aquella pérdida que se tiene cuando el fallecimiento se produce durante un período que comprende la concepción, el parto e incluso llega hasta al primera semana de vida del bebé.

Regularmente, las personas no saben cómo reaccionar ante este tipo de  pérdida de este tipo y con frecuencia decimos frases que pretenden animar a la mujer o pareja que ha tenido la pérdida pero, en realidad, aumentan el dolor. La muerte perinatal es una de las pérdidas más devastadoras que cualquier papi/mami pueden vivir.

Y además la sociedad no le reconoce casi nunca, o en el mejor de los casos,  suele ser un duelo minimizado. Es importante dar voz a las personas que han vivido estas situaciones y no hacer como que no ha pasado nada.

Si tú has vivido esto, te recomiendo ser paciente y tolerante con quienes te aman porque quizá ellos desean que de un día para el otro estés como si nada hubiera sucedido… sé que es difícil pero por favor no te enfades con ellos.  Es absolutamente normal que no deseen verte angustiada a ti o a tu pareja… Sin embargo, esto no implica que debas hacer caso a lo que ellos te dicen y saltarte el duelo.

Esta actitud de los que rodeana la mujer o a la pareja que vive o ha vivido esta pérdida  pareciera menospreciar el dolor y hacen que aún duela mucho más porque no se da reconocimiento al embarazo ni al bebé o bebita que estaba en camino.

En estas situaciones se recomienda  decir “lo siento”, abrazar (si la persona lo desea), mostrar comprensión, amabilidad, reconocer al bebé que ya no está, preguntar por el nombre del bebé y llamarlo siempre por su nombre, preguntar, no evitar el tema…

Hay quien no pregunta para evitar que los padres piensen en lo que ha sucedido, pero hacer como si no hubiera sucedido nada solamente ayuda a acrecentar el dolor. Los duelos no podemos taparlos, debemos transitarlos y darles reconocimientos para que no se enquisten. Recuerda la máxima terapéutica: “Duelo no vivido, duelo acumulado”.

Cada persona en duelo tendrá derecho a tomar las decisiones más adecuadas para él o ella durante este proceso de elaboración y adaptación. De dolorosa aceptación. Si tú has vivido esto, quiero hacer de tu conocimiento que hacer duelo por tu bebé/bebita no es tu privilegio, Es tu derecho.

Tu bebé, aunque nadie lo haya conocido, y pareciera invisible para los demás, siempre vivirá en tu corazón y el de tu pareja, por lo que tienen derecho a vivir su duelo y darse permiso a sentir su dolor plenamente, a conocer los alcances médicos de esto ante la decisión de un futuro embarazo y a tomar las decisiones más adecuadas para ustedes en la elaboración de este duelo…. Un duelo mudo al que tienes el derecho de dar voz.

No importa si el embarazo ha sido de semanas, ustedes tienen derecho a su duelo. Se trata de una pérdida que no sólo implica el doloroso fallecimiento de nuestro bebé sino que también compromete nuestra maternidad, nuestras esperanzas y nuestro proyecto de vida.

Por lo tanto, en tu duelo perinatal tú y tu pareja tienen derecho a…

  • A conocer las causas médicas de esta pérdida, cuáles son sus consecuencias en el futuro ante posibles nuevos embarazos y obtener respuesta a todas sus inquietudes.
  • A dar un nombre a su bebé /bebita y llamarle así frente a otros amigos, familiares, compañeros de trabajo y/o pareja. Elaborar el duelo no significa olvidar a quien ha fallecido.
  • A llorar y expesar plenamente esta pérdida sin apresurarse ni establecer plazos aunque procuren hacer todo lo necesario para cada día sentirse un poco mejor. Quien camina este camino son ustedes y por tanto ustedes son los únicos que deberán definir la velocidad de sus pasos al caminarlo.
  • A cuidar su salud física y emocional buscando ayuda profesional cuando sientan que no pueden afrontar esto sola o solos.
  • A decidir cuándo y qué hacer con la ropa de su bebé o bebita, que les hayan regalado y/o comprado. La familia y amigos no tienen derecho a que cuando lleguen del hospital parezca que su bebé nunca existió porque no haya nada de él o ella en casa.
  • A sonreír y regresar a la vida y con los vivos sin que esto se interprete como que están deshonrando la memoria de su bebé/bebita… o que por eso signifique que lo amaron menos.
  • A no sentir culpa al planear ser papás de nuevo. ¡Es su derecho!
  • A recordar a su bebé en aniversarios especiales haciendo ceremonias significativas si lo desean, y todo aquello que les permita honrar su memoria como, por ejemplo, plantar un árbol en su nombre.

 ¿Conoces a alguien que ha pasado por algo similar?

¿Qué te parece si le recuerdas sus derechos?

¡Te deseo un día lleno de amor y de consciencia!

@gabrielatorres4

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

Pleno del Senado aprueba regular y promover el “teletrabajo”

El “teletrabajo” permite generar mayores posibilidades de desarrollo personal, proyectándose sobre el núcleo familiar de trabajadores y empleadores El...

Nada que curar, paremos las pseudoterapias para corregir la identidad sexual

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés) en México presentó en...

¿Sueles rechinar tus dientes? Podrías provocar su pérdida prematura

Aunque el bruxismo no puede prevenirse, mantener una vida sana, reducir las situaciones de estrés y visitar al dentista, ayuda a evitar...

La envidia va de la mano con la juventud

La envidia surge en varias partes del cerebro, y una es la corteza prefrontal, órgano que en la juventud se encuentra en...

¿Sabes qué es la contaminación electromagnética y cómo te afecta?

La generación de campos electromagnéticos de teléfonos y redes wifi se ubica en la categoría “2B”, que señala posibles cancerígenos, para...