Inicio Padecimientos Conoce la diferencia entre hemorroides y la enfermedad hemorroidal

Conoce la diferencia entre hemorroides y la enfermedad hemorroidal

La enfermedad hemorroidal es muy común entre los hombres y mujeres, aproximadamente la mitad de las personas la presentan a los 50 años

Las hemorroides son estructuras vasculares especializadas (no son venas ni arterias) que son parte normal de nuestra anatomía en el conducto anal (con ellas nacemos), la enfermedad hemorroidal se produce cuando dichos paquetes vasculares se dilatan y como consecuencia se inflaman.

Una de las causas mayormente relacionadas con este padecimiento es el esfuerzo desmedido al momento de la evacuación, hecho muy relacionado con malos hábitos higienico-dieteticos, así mismo, puede ser causada por condiciones fisiológicas  como el embarazo, o patológicas como el estreñimiento crónico y diarrea.

Causas:

  • Esfuerzo desmedido durante las evacuaciones.
  • Estreñimiento y dificultad para la evacuación
  • Permanecer sentado periodos prolongados de tiempo en el sin lograr evacuar o por alguna otra distracción.
  • Ciertas enfermedades, como la cirrosis hepática.
  • La enfermedad hemorroidal se puede clasificar en interna y externa:
  • La enfermedad hemorroidal interna compromete las hemorroides que se encuentran por dentro del ano y que no son visibles a simple vista.
  • La enfermedad hemorroidal externa, es visible por fuera del ano y cuando se complican pueden dejar secuelas como son los colgajos cutáneos anales, los que, pueden ser incómodos a la hora de la limpieza posdefecatoria.

Síntomas:

  • Sensación de cuerpo extraño ( protuberancia) en el ano
  • Humedad anal
  • Sangrado al evacuar ( recordar que no todo lo que sangra es por enfermedad hemorroidal podría ser el síntoma inicial de cáncer colorrectal)
  • Dolor anal ( solo cuando están complicadas y se debe descartar la presencia de absceso anal)

Prevención:

  • Hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana durante media hora (caminar o correr) con el fin de mejorar la circulación general.
  • Bajar de peso, ya que la obesidad aumenta la presión abdominal sobre el piso pélvico.
  • Mejorar los hábitos dietéticos aumentando la ingesta de fibra al menos hasta 30 gramos al día, así como ingerir al menos 2 litros de agua al día.
  • Evitar el sedentarismo. No estar largas horas sentado o de pie.
  • Evitar estar sentado  por mucho tiempo a la hora de ir a evacuar.
  • Si existe sangrado al evacuar es imprescindible que acuda con un especialista (coloproctólogo) para ser evaluado y se descarte la posibilidad de un cáncer colorrectal.

Si tienes una hemorragia rectal debed consultar a un médico para que seasegure que la sangre no sea a causa de un cuadro más serio, como un cáncer colorrectal o anal.

El tratamiento puede incluir baños tibios y una crema, o cirugía y otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

¡Deja de quejarte y enfrenta los problemas!

No te quejes, actúa y ocúpate en lugar de preocuparte; siempre hay una solución y se vale pedir ayuda

Cuidado con la sal, debes consumirla en su justa medida

La sal contribuye a equilibrar líquidos en el cuerpo, es un transmisor de impulsos nerviosos, regula el ritmo del músculo cardiaco...

Avances tecnológicos hacen ver al SIDA como enfermedad crónica

Las enfermedades relacionadas con este padecimiento ocupan el décimo quinto lugar entre las causas de muerte de la población mexicana

La Profeco alerta sobre hamburguesas de sirloin que contienen pellejos y soya

El Laboratorio Profeco puso a prueba los ingredientes y se encontró que hay de una docena de marcas que contienen soya, piel...

¿Y dónde están los hombres?

Crear una nueva masculinidad depende de encontrar una identidad que se defina por no repetir estructuras heredadas sino de fundar día a...