¿Por qué puede inflamarse el glande y cómo se puede complicar?

0
342
¿Por qué puede inflamarse el glande y cómo se puede complicar?
¿Por qué puede inflamarse el glande y cómo se puede complicar?

La balanitis es la inflamación del glande en el hombre o, de manera menos frecuente, del clítoris en la mujer; pudiendo abarcar también al prepucio

La balanitis es la infección del glande del pene, y si el prepucio también se ve afectado se denomina balanopostitis; pudiendo ser irritativa o por infección.

Entre los síntomas que se pueden manifestar están el enrojecimiento del glande y del prepucio, máculas y pápulas erosionadas de no más de 1 centímetro y molestias y escozor, en casos muy avanzados. Lesiones que pueden derivar en cáncer.

En ocasiones no se afecta todo el glande sino que se produce una lesión roja, húmeda y dolorosa, en la que los bordes suelen estar mal definidos y frecuentemente se da maceración y supuración.

Existen diversos factores que pueden predisponer a padecer una infección del glande o bien del glande y el prepucio, como por restos de orina o esperma, la fricción por la ropa o el acto sexual, la ausencia de circuncisión o una higiene deficiente.

Los orígenes de las balanitis pueden ser distintos, pero especialmente suele ser de causa infecciosa o irritativa. Cuando se debe a una infección por bacteria, se denomina balanitis bacteriana, derivando de la humedad como un factor que favorece el crecimiento no sólo de bacterias sino también de hongos.

Las principales bacterias que causan balanitis son los estreptococos, seguidos en menor frecuencia por S. aureus, Klebsiella spp, Gardnerella vaginalis y algunos anaerobios.

Otros factores de riesgo son la diabetes mellitus, el síndrome de Reiter o el liquen escleroatrófico.

Aunque una balanitis de repetición sin antecedentes de contacto sexual de riesgo puede indicar que su origen sea irritativo, el diagnóstico se basa en la exploración del pene, visualizando la lesión en el glande, el prepucio o el surco balanoprepucial. Además, en caso de haber fluido, hay que tomar una muestra para realizar un cultivo.

Para tratarla, antes que otra cosa hay que dejar en claro que la mejor medida preventiva es mantener una correcta higiene de la zona genital y tomar medidas de precaución durante las relaciones sexuales.

Pero si se debe a dermatitis atópica, puede hacerse crónica y producir recaídas, por lo que se aconseja la circuncisión ya que esto hace más difícil que se presente de nuevo la patología.

En el caso de la infecciosa, el tratamiento se basará en cremas de antibióticos asociadas o no a corticoides; ya que, en cualquier caso, los corticoides tópicos deben usarse solamente durante poco tiempo.

En el caso que sea, es básica una correcta higiene de la zona afectada y procurar que no quede húmeda, y únicamente en casos avanzados será necesario usar antibióticos orales.

Las lesiones precancerosas se deben eliminar con cirugía y evitar así el riesgo de desarrollar cáncer de pene.

Las medidas preventivas incluyen una buena higiene con la maniobra habitual de retraer la piel hacia atrás ya sea durante la ducha o el baño, el uso de preservativo en las relaciones sexuales, secar la zona después orinar y mantenerla seca, así como lavarse las manos antes y después de ir al baño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here