Piden no automedicarse con dexametasona por sus peligrosos efectos secundarios

0
781
Piden no automedicarse con dexametasona por sus peligrosos efectos secundarios
Piden no automedicarse con dexametasona por sus peligrosos efectos secundarios

Aunque la utilidad de la dexametasona para tratar la COVID-19 es un gran avance,al ser barata, solamente debe usarse en casos graves y nunca automedicarse

La dexametasona, un esteroide barato y muy utilizado para aliviar la inflamación (hinchazón, calor, enrojecimiento y dolor) y ciertas formas de artritis; trastornos de la piel, la sangre, el riñón, los ojos, la tiroides y los intestinos (por ejemplo, colitis), se ha convertido en el primer fármaco que ha demostrado ser capaz de salvar vidas entre los pacientes con Covid-19 en lo que los científicos saludaron como un “gran avance”.

Los resultados de las pruebas anunciados el martes mostraron que la dexametasona, que se usa para reducir la inflamación en otras enfermedades, redujo las tasas de mortalidad en alrededor de un tercio entre los pacientes más gravemente enfermos de Covid-19 ingresados en el hospital.

Los resultados sugieren que el fármaco debería convertirse inmediatamente en la atención estándar de los pacientes con casos graves de la enfermedad pandémica, dijeron los investigadores que dirigieron las pruebas.

“Este es un resultado que muestra que si a los pacientes que tienen Covid-19 y están con respiradores o con oxígeno se les da dexametasona, se salvarán vidas, y lo hará a un costo notablemente bajo”, dijo Martin Landray, un profesor de la Universidad de Oxford, uno de los directores de la prueba, conocida como RECOVERY.

“Va a ser muy difícil para cualquier medicamento reemplazar esto, dado que por menos de 50 libras (63.26 dólares), se puede tratar a ocho pacientes y salvar una vida”, dijo a los periodistas en una sesión informativa en línea.

El investigador principal, Peter Horby, dijo que la dexametasona era el único fármaco que ha demostrado reducir la mortalidad y la reduce significativamente.

“Es un gran avance”, dijo. “La dexametasona es barata en la estantería, y puede ser usada inmediatamente para salvar vidas en todo el mundo”.

Actualmente, no hay tratamientos o vacunas aprobadas para Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus que ha matado a más de 431 mil personas en todo el mundo.

El ensayo RECOVERY comparó los resultados de alrededor de dos mil 100 pacientes que fueron asignados al azar para recibir el esteroide, con los de alrededor de cuatro mil 300 pacientes que no lo recibieron.

Los resultados sugieren que se evitaría una muerte con el tratamiento con dexametasona entre cada ocho pacientes de Covid-19 ventilados, dijo Landray, y se evitaría una muerte entre cada 25 pacientes de Covid-19 que recibieron el fármaco y están en tratamiento con oxígeno.

Entre los pacientes con Covid-19 que no necesitaban apoyo respiratorio, no hubo ningún beneficio del tratamiento con dexametasona.

“El beneficio de supervivencia es claro y grande en aquellos pacientes que están lo suficientemente enfermos como para requerir tratamiento con oxígeno, por lo que la dexametasona debería convertirse ahora en el estándar de atención en estos pacientes”, dijo Horby.

Nick Cammack, experto en Covid-19 de la organización benéfica para la salud mundial Wellcome Trust, dijo que los hallazgos “transformarían el impacto de la pandemia de Covid-19 en las vidas y las economías de todo el mundo”.

“Se salvarán incontables vidas a nivel mundial”, dijo en una declaración en respuesta a los resultados.

El ensayo RECOVERY se lanzó en abril como una prueba clínica aleatoria para probar una serie de posibles tratamientos para el Covid-19, incluyendo la dexametasona en dosis bajas y el fármaco contra la malaria, la hidroxicoloroquina.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebró este martes por los avances que se han tenido para encontrar un medicamento efectivo contra el coronavirus.

“Es el primer tratamiento comprobado que reduce la mortalidad en los pacientes enfermos de covid-19 bajo asistencia de oxígeno o respirador”, comentó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado.

La dexametasona puede ocasionar efectos secundarios como:

  • dolor de cabeza,
  • cicatrización lenta de las cortadas y golpes,
  • piel delgada, frágil o seca,
  • manchas de color rojo o púrpura o líneas debajo de la piel,
  • depresiones en la piel en el sitio de la inyección,
  • aumento en la grasa corporal o movimiento a diferentes áreas de su cuerpo,
  • infelicidad inadecuada,
  • dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido,
  • cambios extremos de humor y personalidad,
  • depresión,
  • mayor sudoración,
  • debilidad muscular,
  • dolor de articulaciones,
  • períodos menstruales irregulares o ausentes,
  • hipo,
  • aumento en el apetito,
  • dolor o enrojecimiento en el sitio de la inyección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here