No entrar en jeans de los 21 años, evidencia riesgo de diabetes

0
91
No entrar en jeans de los 21 años, evidencia riesgo de diabetes
No entrar en jeans de los 21 años, evidencia riesgo de diabetes

Un análisis busca dar otra arista que ayude a prevenir el desarrollo de la condición que se genera por los niveles de glucosa

Las personas que no puedan ponerse los mismos pantalones que usaban cuando tenían 21 años tienen riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, consideró el doctor Roy Taylor, de la Universidad de Newcastle, en Inglaterra, quien precisó que, pese a esta situación, un régimen alimenticio ayuda a evitar que no se desarrolle el problema que afecta los niveles de azúcar en la sangre.

El análisis de Taylor, especialista en diabetes, fue presentado en la reunión de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, según revela The Guardian. Se consideró que cuando una persona llega a su peso normal, ésta podría “lograr la remisión” en su organismo.

En ese último punto, el doctor demostró que ocho de cada 12 personas lograron “deshacerse” de su condición cuando llegaron a bajar entre 10 a 15 por ciento de su peso tras lograr un índice de masa corporal (IMC) considerado “normal” por los expertos.

La situación ocurre principalmente al detectar una reducción de grasa en la zona del hígado y el páncreas, donde en este último órgano se estableció que la actividad de las células productoras de insulina se restauró.

“Si no puede ponerse pantalones del mismo tamaño ahora, tiene demasiada grasa y, por lo tanto, corre el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, incluso si no tiene sobrepeso”, dijo el experto.

También podría interesarte: Obesidad y desnutrición son los mayores males de la infancia en México

Para Taylor, “los médicos tienden a asumir que la diabetes tipo 2 tiene una causa diferente en aquellos que no tienen sobrepeso”, sin embargo, considera que los estudios que el lidera, “lo que hemos demostrado es que si los que tienen un peso normal pierden entre un 10 y un 15 por ciento de su peso, tienen muchas posibilidades de deshacerse de la diabetes”.

En las investigaciones, quienes tenían un IMC promedio de 24.5 tuvieron que iniciar un régimen alimenticio con una dieta que incluía una ingesta líquida baja en calorías durante dos semanas, en la que cada jornada tenían que consumir solamente 800 calorías a través de sopas y batidos.

Según revela el medio británico, las personas tuvieron que completar tres rondas de este programa alimenticio donde se reveló que redujeron su peso corporal entre 10 y 15 por ciento. Luego de esto, los estudios reportaron que tuvieron una baja en la grasa en el hígado, llegando a establecerse que ocho de los 12 participantes tuvieron su diabetes tipo 2 en remisión.

Esto se definió al analizar los niveles de azúcar en sangre, los cuales estaban bajo control, los que llevaron a que los pacientes no necesitaran ningún medicamento. “Demuestran muy claramente que la diabetes no es causada por la obesidad sino por ser demasiado pesada para su propio cuerpo”, dijo Taylor al considerar que las investigaciones siguen siendo preliminares.

The Guardian revela que la organización benéfica de Diabetes UK fue quien financió el análisis. Lucy Chambers, jefa de comunicaciones de la agrupación, recibió con agrado los estudios, aunque precisó que siguen siendo muy tempranos y se espera que en 2022 se llegue a tener un análisis que sea más claro.

Contenido relacionado:

Sedentarismo y obesidad son efectos nocivos en niños por la pandemia

CAB

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here