Niños deberían estar de pie en la escuela, recomienda estudio

0
88
Niños deberían estar de pie en la escuela, recomienda estudio
Niños deberían estar de pie en la escuela, recomienda estudio

Un estudio reciente reveló que tomar clases de pie mejoraría el aprendizaje y salud de los estudiantes, a diferencia de estar sentados

Un estudio reciente ha revelado información que podría cambiar a la escuela tal y como se conoce hoy en día, pues sugiere que los estudiantes dejen de estar sentados en pupitres y empiecen a tomar clases de pie.

De acuerdo con un artículo del profesor de la Universidad Internacional de Valencia, Joaquín Mateu Mollá, investigadores han cuestionado la utilidad de permanecer sentados durante largas horas en la escuela y, en cambio, han sugerido que tomar clases de pie podría tener ventajas.

Una de ellas es estimular la movilidad del alumnado para promover el ejercicio físico, fundamental para el desarrollo saludable de los jóvenes. De esta forma, se busca combatir uno de los principales problemas de salud en la infancia y adolescencia, la obesidad.

También podría interesarte: El confinamiento ha disparado la ansiedad y la depresión en jóvenes

Entre las propuestas que han surgido para poner en marcha este nuevo método de enseñanza, consiste en el uso de pupitres elevados, mesas que permitirán a los estudiantes mantenerse de pie o sentarse conforme a sus necesidades.

Aunado a ello, se combinaría con la posibilidad de desplazarse libremente por el aula para interactuar con otros compañeros, promoviendo las prácticas de dinamismo y colaboración.

Estudios iniciales señalan que entre los beneficios que esta estrategia académica traería se han identificado dos, hasta ahora: el aumento del gasto energético de 17 por ciento a 30 por ciento y el mantenimiento de la atención, según reportes de profesores.

Un experimento de investigadores estadounidenses en el que participaron dos clases de un instituto de Texas, de los cuales un grupo trabajó con pupitres elevados, mientras que el otro lo hizo de manera tradicional durante dos años (donde se compartieron el mismo plan de estudio y profesores), arrojó resultados inauditos.

Las conclusiones mostraron que los jóvenes que habían estudiado a lo largo de dos años en pupitres elevados habían mejorado, en comparación de sus compañeros, su capacidad de retener información y procesarla para aplicarse en diversas labores, así como en funciones ejecutivas de autocontrol, resolución de problemas y planificación, entre otros.

A pesar de que los estudios iniciales parecen comprobar una mejoría en el método de enseñanza, aún son conclusiones muy tempranas y que no pueden garantizar resultados para cambiar a la escuela tal y como se conoce hoy en día.

Contenido relacionado:

La ‘resaca social’ y por qué se está dando tras el confinamiento

CAB

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here