Inicio Noticias Descubre todo lo que debes saber sobre la Candida auris, el hongo...

Descubre todo lo que debes saber sobre la Candida auris, el hongo resistente que ya está en América Latina

En algunos pacientes, este hongo puede ingresar al torrente sanguíneo, propagarse por todo el cuerpo y causar infecciones invasivas graves

La Candida auris es un hongo emergente que representa una grave amenaza para la salud a nivel mundial y está generando precoupación por tres razones principales:

  1. Es a menudo resistente a los fármacos. Los medicamentos antimicóticos comúnmente usados para tratar las infecciones por especies del género Candida muchas veces no son eficaces contra la Candida auris. Algunas infecciones por C. auris han sido resistentes a los tres tipos de medicamentos antimicóticos disponibles.
  2. Es difícil de identificar. La Candida auris puede ser identificada erróneamente como otros tipos de hongos, a no ser que se use tecnología de laboratorio especializada. Esta identificación errónea puede llevar a que el paciente reciba un tratamiento erróneo.
  3. Puede propagarse en hospitales y asilos de ancianos. La C. auris ha causado brotes en establecimientos de atención médica y puede propagarse a través del contacto con pacientes afectados y superficies o equipamiento contaminados. La buena higiene de manos y la limpieza ambiental en los establecimientos de atención médica son importantes porque la C. auris puede sobrevivir en las superficies durante varias semanas.

¿De dónde proviene el nombre de la C. auris?

Auris significa oído en latín. A pesar del nombre, la C. auris también puede afectar muchas otras partes del cuerpo y puede causar infecciones invasivas, incluso infecciones del torrente sanguíneo e infecciones de heridas.

Múltiples establecimientos de atención médica en varios países han notificado un tipo de hongo llamado C. auris, el cual ha enfermado de gravedad a pacientes hospitalizados. En algunos pacientes, este hongo puede ingresar al torrente sanguíneo, propagarse por todo el cuerpo y causar infecciones invasivas graves*.

Este hongo muchas veces no responde a los medicamentos antimicóticos que se usan comúnmente y hace que las infecciones sean difíciles de tratar. Los pacientes que han estado en la unidad de cuidados intensivos durante mucho tiempo, que han tenido un catéter venoso central y que han recibido anteriormente antibióticos o medicamentos antimicóticos, parecen tener mayor riesgo de desarrollar infección por este hongo.

Se necesitan métodos especializados de laboratorio para identificar a la C. aurisde manera precisa. Las técnicas convencionales de laboratorio pueden llevar a una identificación errónea y un manejo inadecuado, y así mismo, dificultar el control de la propagación de la C. auris en entornos de atención médica.

Debido a estos factores, las autoridades sanitarias de todo el mundo están alertando a los responsables de establecimientos de atención médica para que estén atentos a identificar pacientes infectados por C. auris.

La Candida auris por tres razones principales:

  1. Comúnmente es resistente a múltiples fármacos, lo que significa que es resistente a varios medicamentos antimicóticos que se usan comúnmente para tratar las infecciones por especies del género Candida.
  2. Es difícil de identificar con métodos estándar de laboratorio y puede ser identificada de forma errónea en laboratorios sin la tecnología específica. La identificación errónea puede llevar a un manejo inadecuado.
  3. Ha causado brotes en entornos de atención médica. Por esta razón, la rápida identificación de la C. auris en un paciente hospitalizado es particularmente importante, para que los establecimientos de atención médica puedan tomar precauciones especiales para detener su propagación.

La Candida auris causa infecciones del torrente sanguíneo, infecciones de heridas e infecciones del canal auditivo. También ha sido aislada en muestras respiratorias y de orina, pero, se debe tener especial cuidado en la interpretación del resultado del cultivo en estos dos últimos tipos de muestras.

Al igual que otras infecciones causadas por otras especias del género Candida, las infecciones por esta clase generalmente se diagnostican por medio de un cultivo de muestras de sangre o de otros líquidos corporales. Sin embargo, es más difícil de identificar que otras especies más comunes del género Candida. Por ejemplo, se la puede confundir con otros hongos, especialmente Candida haemulonii. Se necesitan métodos especializados de laboratorio para identificar a la C. auris. Para mayor información puede visitar: IdentificaciónTratamiento, e Control de Infecciones de C. auris.

Se puede propagar en entornos de atención médica por medio del contacto con superficies o equipamientos contaminados o de persona a persona. Es necesario investigar más para comprender mejor cómo se propaga.

¿Quiénes están en riesgo de enfermarse por C. auris?

Los datos limitados indican que los factores de riesgo para enfermarse por Candida auris, generalmente son similares a los factores de riesgo para otras infecciones por especies del género Candida. Estos factores de riesgo incluyen: operaciones recientes, diabetes y el uso de antibióticos y medicamentos antimicóticos de amplio espectro. Las personas que han tenido estadías recientes en asilos de ancianos y que tienen sondas o tubos que entran a su cuerpo (como tubos para respirar o para alimentarse y catéteres venosos centrales), parecen tener el mayor riesgo de infectarse y enfermarse por C. auris. Se han encontrado infecciones en pacientes de todas las edades, desde bebés prematuros hasta ancianos. Es necesario seguir investigando para aprender más sobre los factores de riesgo de infección por C. auris.

Así, esta enfermedad se reportó por primera vez en el año 2009 en Japón. En una revisión retrospectiva de recolecciones de cepas de Del género Candida, se observó que la cepa conocida más antigua data del año 1996 en Corea del Sur.

Actualmente se le considera como un patógeno emergente, porque se ha identificado un número creciente de infecciones en múltiples países desde su primer reporte.

Y hasta la fecha, se han notificado infecciones en más de una docena de países, entre ellos Alemania, Canadá, Colombia, Corea del Sur, España, India, Israel, Japón, Kenia, Kuwait, Noruega, Pakistán, Reino Unido, Sudáfrica y Venezuela, así como en los Estados Unidos.

Debido a que la identificación de la C. auris requiere métodos especializados de laboratorio, es probable que hayan ocurrido infecciones en otros países también, pero, que no hayan sido identificadas o notificadas.

En este sentido, es poco probable que un viaje de rutina a países con casos documentados de infección por C. auris aumente la probabilidad de que alguien se enferme por este hongo.

Las infecciones han ocurrido principalmente en pacientes que estaban hospitalizados por otras razones. Las personas que viajen a estos países para recibir atención médica o que estén hospitalizadas allí durante mucho tiempo, pueden tener un riesgo mayor de infectarse por C. auris.

De este modo, la recomendación para cualquier persona que crea tener alguna infección micótica o infección asociada a la atención médica, deben consultar a un proveedor de servicios de salud ya que la mayoría de las infecciones son tratables con una clase de medicamentos antimicóticos llamados equinocandinas.

Sin embargo, algunas infecciones han sido resistentes a las tres clases principales de medicamentos antimicóticos, lo que las hace más difíciles de tratar. En esta situación, varias clases de antimicóticos en dosis altas podrían ser necesarias para tratar la infección.

Las decisiones sobre el tratamiento deben tomarse en consulta con un proveedor de atención médica con experiencia en el tratamiento de pacientes con infecciones micóticas.

¿Puede morir una persona a causa de una infección por C. auris?

Sí. Las infecciones invasivas por cualquier especie de Candida pueden ser mortales. No sabemos si los pacientes con una infección invasiva por C. auris tienen mayores probabilidades de morir que los pacientes con otras infecciones invasivas por otras especies del género Candida.

Sobre la base de información de un número limitado de pacientes, entre el 30 y el 60 % de las personas con infecciones por C. auris han muerto. Sin embargo, muchas de estas personas tenían otras enfermedades graves que también aumentaron su riesgo de muerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

¡Deja de quejarte y enfrenta los problemas!

No te quejes, actúa y ocúpate en lugar de preocuparte; siempre hay una solución y se vale pedir ayuda

Cuidado con la sal, debes consumirla en su justa medida

La sal contribuye a equilibrar líquidos en el cuerpo, es un transmisor de impulsos nerviosos, regula el ritmo del músculo cardiaco...

Avances tecnológicos hacen ver al SIDA como enfermedad crónica

Las enfermedades relacionadas con este padecimiento ocupan el décimo quinto lugar entre las causas de muerte de la población mexicana

La Profeco alerta sobre hamburguesas de sirloin que contienen pellejos y soya

El Laboratorio Profeco puso a prueba los ingredientes y se encontró que hay de una docena de marcas que contienen soya, piel...

¿Y dónde están los hombres?

Crear una nueva masculinidad depende de encontrar una identidad que se defina por no repetir estructuras heredadas sino de fundar día a...