Inicio BELLEZA ES SALUD La vainilla y el cacao, de México para la industria mundial

La vainilla y el cacao, de México para la industria mundial

El cacao y la vainilla son dos productos mexicanos que hoy en día son indispensables para industrias como la alimentaria, farmacéutica y cosmética

A propósito del mes patrio y las aportaciones que México ha hecho al mundo en materia culinaria y de medicina tradicional, no podíamos dejar de lado al cacao y la vainilla, dos productos que hoy en día resultan indispensables para diversas industrias como la alimentaria, farmacéutica y cosmética.

Los primeros vestigios del cacao en nuestro país datan del año 1900 y 1800 a.C, estos fueron encontrados en Chiapas y Veracruz, respectivamente; debido a que el cultivo de cacao se da en la sombra y el fruto es similar a un corazón, los nativos lo asociaron con la oscuridad, el inframundo y la sangre; por estose le dió un importante uso en rituales, asimismo, su consumo se volvió exclusivo de las clases altas, los comerciantes y los guerreros.

Fue tanta la importancia que tenía el cacao para las culturas prehispánicas que habitaban en territorio mexicano que sus granos secos y tostados eran ocupados como monedas; esta práctica persistió hasta el siglo XVIII.

Con la llegada de los españoles a América, el cacao y su principal derivado, el chocolate, se extendieron poco a poco por todo el mundo. Aunque al inicio su consumo no era muy popular entre los españoles que habitaban en la Nueva España y en el resto del mundo, poco a poco fue conquistando paladares y su consumo, nuevamente se convirtió, en primordial para clases altas como la nobleza y el clero.

Por otro lado, la vainilla es una orquídea endémica de México que se ha cultivado desde tiempos prehispánicos en la región Totonaca del norte de Veracruz y Puebla; los mayas y los aztecas la utilizaban para enriquecer una bebida de cacao destinada a nobles y guerreros.  De las 15 especies de vainillas mesoamericanas, nueve se encuentran en México.

Durante la época de la Conquista, la vainilla viajó a Europa con Hernán Cortés y se convirtió en el favorito de la realeza y aristocracia. Los franceses, en particular, se entusiasmaron de tal forma que quisieron cultivar sus propias orquídeas en la Isla Borbón, pero aunque las plantas crecían y florecían, no daban frutos.

Esto se debía a que las abejas meliponas y algunos colibríes que sólo se encuentran en México son las únicas especies que podían polinizar la flor de la vainilla; pero en 1841 el hijo de un esclavo de la Isla Borbón, Edmond Albius, de 12 años, desarrolló un método eficaz para fertilizar la flor a mano y esa técnica es la que se usa todavía hoy en día.

La vainilla y el cacao son sólo un pequeño ejemplo de lo maravilloso que es el campo mexicano pues, gracias a él, todo el mundo puede disfrutar de productos inocuos, nutritivos, únicos y deliciosos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

¿Por qué dedicarle un día a la parálisis cerebral?

La parálisis cerebral no es una enfermedad; se trata de una condición especial de vida que permanentemente acompaña a la persona

La UNAM nos recuerda la importancia del bienestar animal

En ocasión del Día Mundial de los Animales, los profesionales del área han externado su interés por una agenda global encaminada a...

¡Participa en la caminata del Día Internacional del Bastón Blanco!

El Bastón Blanco es un instrumento que y les permite a las personas con discapacidad visual desplazarse en forma autónoma

Así ayudan en la UNAM a quienes padecen enfermedad vascular cerebral

La EVC es una alteración en las neuronas provocada por la disminución del flujo sanguíneo al cerebro, y dependiendo del área...

¡Dile adiós a los mitos sobre la donación de sangre!

La donación de sangre es un asunto de vida, ya sea para atender emergencias en casos de accidentes, en intervenciones programadas, así...