Inicio SALUD AL DÍA Síntomas Emocionales de la Menopausia

Síntomas Emocionales de la Menopausia

Cuando hablamos sobre la menopausia solemos centrarnos en los síntomas físicos que nuestros cuerpos experimentan, pero es importante saber que también podemos experimentar síntomas emocionales y mentales que alteran nuestro día día.

Cambios de humor, irritabilidad, ansiedad e incluso depresión son problemas comunes en la menopausia. Entender de dónde vienen estas emociones y problemas puede ayudarte a prepararte para ello y ser más comprensiva contigo misma.

Descubre además consejos y hábitos saludables para tratar y reducir los síntomas emocionales de la menopausia y afrontar esta etapa de forma más positiva. Es un momento de muchos cambios que merecen ser escuchados. ¡Dedícate tiempo!

CAUSAS DE LOS CAMBIOS EMOCIONALES EN LA MENOPAUSIA

¿Por qué la menopausia se siente así? La principal explicación son los cambios hormonales. Las hormonas tienen una gran influencia en nuestras emociones: ¿recuerdas los cambios de humor durante los ciclos menstruales? Pues en la menopausia, los desequilibrios son más extremos, y por eso los síntomas también lo son.

Esto pasa porque los desequilibrios hormonales afectan a la sustancias químicas que produce tu cerebro (serotonina, oxitocina, dopamina, por ejemplo). Cada vez que tus niveles de estrógeno fluctúan, tu cerebro tiene que compensarlo. Cuanto más grande es el cambio, más graves serán los síntomas.

La menopausia, además, puede causar dificultad para dormir debido a los sofocos y otros síntomas, y la falta de sueño puede traer consecuencias negativas en tu salud mental. También existen factores sociales y del entorno que influyen en tu estado: el estrés en tu vida profesional, cambios en tu familia, en tus relaciones…

Muchas mujeres temen llegar a ella pues creen que la menopausia es una puerta a la vejez… ¡No te preocupes! Es normal. Una vez que aceptes la menopausia todo irá mejor. Las alteraciones del estado de ánimo pueden verse potenciadas por el rechazo a esta etapa así que asúmela con naturalidad, como cualquier etapa de vida. ¡Todas las mujeres a partir de cierta edad han pasado por ello! (1).

Los síntomas emocionales de la menopausia incluyen:

  •     Irritabilidad.
  •     Sentimientos de tristeza.
  •     Falta de motivación.
  •     Ansiedad.
  •     Agresividad.
  •     Dificultad de concentración.
  •     Fatiga.
  •     Cambios de humor.
  •     Tensión.

CÓMO CONTROLAR LOS SÍNTOMAS EMOCIONALES DE LA MENOPAUSIA

Como ves, todos estos síntomas son normales, y están pasando por una razón. Sin embargo, eso no significa que no puedas hacer nada. Con pequeñas acciones y nuevos hábitos en tu vida cotidiana puedes tratar o reducir muchos de estos síntomas, y tener una sensación de más control sobre tu cuerpo y tu vida:

  • Técnicas de reducción de estrés: practicar yoga y meditación son dos de las mejores maneras de relajar tu cuerpo y tu mente, y así aliviar los síntomas. Si nunca has practicado y/o se te hace difícil, puedes empezar por ejercicios de respiración, una práctica sencilla para relajarte y concentrarte en ti.
  • Ejercicio regular: hacer ejercicio regularmente te ayudará a liberar sustancias como la serotonina, y así mejorar tu estado de ánimo y tu salud mental. ¡Además cuidar tu peso y tonificación muscular es muy importante en este momento!
  • Dieta saludable: Es importante tanto para tu salud física como emocional. Una alimentación saludable te hará sentir bien y te ayudará a mantener tu peso. Reduce las grasas y aumenta los alimentos de origen vegetal y la fibra. Evitar el alcohol y la cafeína también puede ayudarte a controlar tus síntomas.
  • Suplementos: Además de la alimentación, puedes ayudarte de suplementos vitamínicos y extractos que pueden ayudarte a lidiar con los síntomas de la menopausia, como las isoflavonas de soja, que son una sustancia muy parecida a los estrógenos y ayudan a suavizar los efectos de los cambios hormonales (2).
  • Vida social: Mantente conectada con tus amigos y familiares. ¡La comunicación es clave! Habla de tus problemas con la gente que te quiere y se preocupa por ti. Esto te hará sentir mejor y te ayudará a mejorar tus relaciones, que pueden estar cambiando durante este periodo de tu vida.
  • Hobbies y actividades que te gusten: es posible que estés disfrutando de algo más de tiempo en esta etapa. Aprovecha para hacer cosas que te hagan sentir bien: viajar, bailar, pintar… Dedícate tiempo a ti.
  • Calidad del sueño: dormir bien es esencial para tu salud mental. Si no duermes bien, intenta controlar con infusiones relajantes, y asegurando la comodidad del espacio.
  • Asegurarte de cuidar tu salud mental durante la menopausia es tan importante como ocuparte de la parte física. ¡Las dos van de la mano, y trabajar en una te ayudará a mejorar la otra!

Si estás experimentando problemas emocionales severos como ansiedad o depresión, te recomendamos acudir a tu médico para pedir ayuda. Igualmente puedes probar estos consejos para aliviar los síntomas, pero es importante que busques ayuda profesional cuando veas que es necesario.

Fuente: https://www.b-wom.com/blog/2018/03/15/sintomas-emocionales-de-la-menopausia/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

Científicos mexicanos y el progreso de la ciencia médica

Mientras no se deje de ver a la investigación científica como una inversión, más que como un gasto, los costos a...

¿Por qué siempre te pican los mosquitos?

La picadura de un mosquito duele y genera comezón porque su saliva tiene una sustancia anticoagulante Mosquito es...

La obesidad es el primer factor de riesgo para contraer enfermedades crónicas

80 por ciento de los infartos al miocardio son prevenibles, mediante una dieta sana y actividad física regular

¿Qué sentido tiene mi vida?

Si bien podemos acompañarnos de otras personas, nadie puede construir por nosotros el proyecto que da sentido a nuestra vida

Dale la vuelta a la cinofobia, el miedo a los perros

El miedo a los perros, al igual que cualquier fobia, produce síntomas como taquicardia, sudoración, sequedad bucal, etc. Inclusive ataques de pánico ...