Síndrome de Cushing, un raro padecimiento por el uso de cremas para las rozaduras

0
52
Síndrome de Cushing, un raro padecimiento por el uso de cremas para las rozaduras
Síndrome de Cushing, un raro padecimiento por el uso de cremas para las rozaduras

El uso excesivo de cremas para las rozaduras puede provocar el síndrome de Cushing

El uso excesivo de cremas para las rozaduras puede provocar el síndrome de Cushing, un raro padecimiento que puede llegar a modificar las estructuras del cuerpo.

El síndrome de Cushing es un trastorno que aparece cuando el cuerpo almacena demasiada hormona cortisol.

Lo anterior, como resultado de la ingesta excesiva de medicamentos glucocorticoides o corticosteroides, o bien, que el cuerpo produzca demasiado cortisol

El exceso de cortisol en el cuerpo puede producir algunos de los signos característicos de padecer el síndrome de Cushing, entre ellos: una joroba de grasa entre los hombros, cara redondeada y estrías de color rosado o púrpura en la piel.

Asimismo, este trastorno puede desarrollarse a tal punto de provocar en la persona que lo padece hipertensión arterial, pérdida de masa ósea y, en ocasiones, diabetes tipo 2.

El uso excesivo de cremas para las rozaduras en la piel puede provocar el síndrome de Cushing, ya que estos productos pueden llegar a contener altos niveles de cortisol.

Aunque la probabilidad de que se produzca el síndrome de Cushing por el uso de las cremas es menor que con los medicamentos corticosteroides orales, algunas personas pueden desarrollar este trastorno derivado a la alta exposición a este tipo de productos.

Los bebés pueden llegar a ser víctimas del síndrome de Cushing e, inclusive, son más propensos a padecerlo que los adultos a causa del uso de las cremas. Esto, debido a que son más susceptibles a las rozaduras e irritaciones en la piel.

Exponer a los recién nacidos a altas dosis de cremas cuya composición contiene altos niveles de cortisol puede desarrollar en ellos este síndrome, quienes presentan como síntomas:

  • Obesidad en la parte superior del cuerpo.
  • Aumento de la grasa alrededor del cuello.
  • Los brazos y las piernas delgadas.
  • Pigmentación de la piel oscura.
  • Acné.
  • Estrías.
  • Debilidad, fatiga y moretones.

También podría interesarte: Repatrian los cuerpos de 15 migrantes guatemaltecos víctimas de volcadura en Chiapas

Cabe recalcar que algunos niños pueden desarrollar este trastorno de forma natural, ya que las glándulas pituitarias de los bebés secretan demasiada corticotropina, que a su vez hace que las glándulas suprarrenales liberen una cantidad excesiva de cortisol en el torrente sanguíneo del bebé.

El tratamiento del síndrome de Cushing se basa en una variedad de factores, entre ellos la edad, el peso y la tolerancia de un niño a la medicación. No obstante, se recomiendan algunos medicamentos para bloquear la secreción de hormonas cortisol, entre ellos: ketoconazol, mitotano (lisodren) y metirapona (metopirona).

Sin embargo, en caso de que identifiques en tu bebé los síntomas del síndrome de Cushing, lo mejor es acudir a tu centro de salud más cercano para que te sea proporcionado el medicamento indicado para el menor. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayor serán las posibilidades de recuperación.

Contenido relacionado:

Contaminación atmosférica influye en el sexo de los bebés, revela estudio

CAB

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here