Sedentarismo y obesidad aumentan riesgo de padecer cáncer colorrectal

0
112
Sedentarismo y obesidad aumentan riesgo de padecer cáncer colorrectal
Sedentarismo y obesidad aumentan riesgo de padecer cáncer colorrectal

Dentro de las defunciones a consecuencia del cáncer, actualmente este tipo de neoplasia es la tercera causa de muerte en México

El sedentarismo, la obesidad, el alto consumo de carnes y embutidos, y en general los malos hábitos alimenticios, los cuales han aumentado durante la pandemia por covid-19, se consideran factores de riesgo para padecer cáncer colorrectal, alertó Angélica Hernández Guerrero, expresidenta de la Asociación Mexicana de Gastroenterología (AMG).

En entrevista, la especialista añadió que dentro de las defunciones a consecuencia del cáncer, actualmente este tipo de neoplasia es la tercera causa de muerte en México, por lo cual, se debe alertar a la población a que mejore su estilo de vida para prevenir esta enfermedad, que también surge debido a la edad y a factores hereditarios.

Los factores de riesgo para desarrollar cáncer colorrectal, es la edad porque después de los cincuenta años aumenta la probabilidad de padecerlo. Con una diferencia mínima, los hombres tienen mayor probabilidad de padecerlo que las mujeres.

La obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo, el alcoholismo son factores de riesgo y son factores que uno puede modificar. Y también una dieta rica en carnes, embutidos y poca ingesta de fibra o de frutas o de verduras, también pueden favorecer a padecer cáncer colorrectal”, explicó.

También podría interesarte: Desarrollan nanopartículas para suministrar fármaco contra cáncer de mama

Angélica Hernández Guerrero, también académica de la UNAM, señaló que desafortunadamente, cuando el cáncer colorrectal inicia, no presenta síntomas, por lo cual, es importante que a partir de los 50 años, las personas acudan al gastroenterólogo para que de manera preventiva se les pueda realizar una colonoscopía y descartar o detectar este tipo de cáncer.

El objetivo, añadió, es que cualquier lesión, se detecte de manera temprana, para que sea atendida por un oncólogo y el paciente logre una mejor calidad de vida, porque conforme avanza la enfermedad se pueden experimentar hemorragias, dolor agudo, cambios en las evacuaciones, diarreas crónicas e inflamación.

Y ya la enfermedad, cuando está avanzada, puede manifestarse en anemia, pérdida de peso, dolor abdominal, la presencia de una masa en el abdomen. Y entonces la persona pasa de no sentir nada a tener estos síntomas que ya son de alarma.

Entonces, vale la pena que las personas mayores de 50 años, que son asintomáticas, que no tienen ninguna molestia, que incluso no tienen antecedentes familiares de cáncer, puedan prevenir la enfermedad acudiendo al especialista, quien les puede realizar una colonoscopía de manera preventiva, ya que en etapas tempranas el cáncer colorrectal es curable”, señaló la gastroenteróloga-endoscopista.

Contenido relacionado:

El cáncer como una enfermedad del envejecimiento

CAB

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here