Inicio Actividad Física Que no te duela caminar... Cuidado con la fascitis plantar

Que no te duela caminar… Cuidado con la fascitis plantar

La fascitis plantar se puede presentar lo mismo en personas muy jóvenes, que en gente mayor, en personas sedentarias o en quienes realizan mucha actividad física

La fascitis plantar es un proceso inflamatorio que afecta el tejido del pie, que se encarga de soportar la bóveda plantar. Este tejido puede inflamarse cuando existe demasiada presión y esfuerzo.

La fascia plantar es la parte donde se insertan la mayoría de los músculos intrínsecos del pie y muchos de los flexores que vienen desde la pierna. Por eso provoca dolor generalmente en la mañana durante los primeros pasos, dolor al subir escaleras o después de actividad física intensa, además de dificultad para caminar; a lo anterior se le conoce como fascitis plantar.

En general este proceso se presenta cuando hay problemas de la estática del pie, como pie plano, cavo, dedos en garra que son alteraciones anatómicas que puede presentar una persona, realice o no actividad física.

Se considera que la fascitis plantar es una lesión que se da por sobre utilización, por mala preparación física, por el terreno irregular o el terreno muy duro en el que se entrena a veces y también tiene por el tipo de calzado que utiliza la persona.

Respecto a los problemas de estática del pie, se refiere a que esta extremidad, en una posición estática de apoyo, tiene un descenso en el arco, que es lo que se conoce como pie plano o un aumento más allá del normal de este mismo arco longitudinal medio y crea una especie de bóveda anormal que provoca que la fascia plantar esté en tensión.

En el caso específico de los atletas de carrera y caminata, el atleta ejerce más estrés del que normalmente sufriría una fascia que está soportando una bóveda plantar normal. Y el problema más severo que se puede ocasionar es la ruptura de la fascia plantar.

Cuando hay un proceso inflamatorio crónico, la fascia empieza a auto regenerarse, porque el cuerpo normalmente en sus procesos trata de cicatrizar las lesiones que están presentes.

Pero en algunas ocasiones esta cicatrización es inadecuada y se presentan calcificaciones e incluso puede haber pequeñas fisuras en el lugar en donde se inserta la fascia, que es en el calcáneo, el hueso del talón del pie.

En ocasiones se menciona que puede tener relación con el espolón calcáneo, pero no es una asociación cien por ciento probable, pues el espolón viene a ser secundario a procesos inflamatorios de la fascia plantar y el caso más grave de una fascitis puede ser la ruptura parcial o total, en cuyo caso se requiere una intervención quirúrgica.

El primer síntoma es el dolor, generalmente es un dolor que empieza a primera hora de la mañana, al apoyar el pie se presenta un dolor en el calcáneo que es la base del talón, que mejora, a veces, en el transcurso del día, incluso la gente después de una rato ya no lo nota, pero si está en reposo y empieza a caminar de nuevo, vuelve a tener la molestia.

Hay ocasiones en que el dolor se presenta durante toda la actividad, mientras la gente está caminando y eso es lo que los hace llegar a la consulta médica.

Para tratarlo, primero hay que quitar el proceso inflamatorio mediante antinflamatorios y sesiones de fisioterapia, en las que se puede utilizar frío, turbulencia, láser, ultrasonido o magnetoterapia.

Pero lo más importante es ayudar al pie a que mejore su estática, a veces es necesario que se utilicen plantillas, para mejorar el soporte del arco del talón, ejercicios de estiramiento para los músculos intrínsecos del pie y los flexores y extensores del pie y taloneras, para corregir los problemas del pie.

Ante esta situación, lo más recomendable para prevenirlo es que las personas que tienen problema de pie cavo o pie plano, se acerquen a un traumatólogo ortopedista para que corregir estos defectos de la estática.

En el caso de los deportistas de alto rendimiento, hay que ser cuidadosos cuando se cambian las cargas de entrenamiento, para que tengan una recuperación adecuada, descansos proporcionados, además de hacer estiramientos y un calentamiento apropiado para que no tengan estos problemas de sobre carga en los músculos.

La fascitis plantar se puede presentar lo mismo en personas muy jóvenes, que en gente mayor, en personas sedentarias o en quienes realizan mucha actividad física, por lo que la recomendación es acudir primero con un médico general y en un caso detectado, tratarse con un médico del deporte o un traumatólogo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

Que no te duela caminar… Cuidado con la fascitis plantar

La fascitis plantar se puede presentar lo mismo en personas muy jóvenes, que en gente mayor, en personas sedentarias o en...

Una vida sexual activa podría ser el mejor remedio contra la menopausia prematura

Si una mujer no está teniendo sexo, no hay posibilidad de embarazo, entonces el cuerpo 'decide' no invertir en la ovulación,...

Así influye el estrato social en la esperanza y calidad de vida

"Si bien la esperanza de vida es un indicador útil de la salud, la calidad de vida a medida que envejecemos...

2019 fue el segundo año más caluroso y generará violentos eventos climatológicos

El año más caluroso del que se tenía registro había 2016, debido al impacto de la fuerte presencia del fenómeno de El...

Así afecta la hipersexualización a niñas, niños y adolescentes, alertan expertos

En el caso de niñas y adolescentes la hipersexualización puede ser la raíz de formas de violencia más extremas