Inicio TODO EN NUTRICIÓN Los probióticos y el porqué son buenos, según Harvard

Los probióticos y el porqué son buenos, según Harvard

Hay cientos de bacterias clasificadas como probióticos, pero la mayoría provienen de dos especies principales: Lactobacillus y Bifidobacterium

Existen bacterias que si se consumen son benéficas para el cuerpo humano, como es el caso de los probióticos, que ayudan a mantener saludable el organismo.

Estas bacterias buenas interactúan con el revestimiento intestinal para proteger al cuerpo de invasores dañinos. Además, ayudan a que el sistema inmunológico funcione correctamente, lo que significa una mejor capacidad tanto para combatir infecciones como para atenuar la inflamación crónica, dicen especialistas de Harvard.

Hay cientos de bacterias clasificadas como probióticos, pero la mayoría provienen de dos especies principales: Lactobacillus y Bifidobacterium.

Dentro de estas especies hay diversas cepas, según indica la investigación publicada por el Dr. Allan Walker, profesor de nutrición en el T.H. de Harvard.

La investigación publicada en Harvard Men’s Health Watch, señala que consumir probióticos ayuda a aliviar los síntomas de afecciones relacionadas con el intestino; por ejemplo, la enfermedad inflamatoria intestinal y el síndrome del intestino irritable.

También podría interesarte: Mexicanas crean alimento rico en proteína a base de chapulines

El estudio precisa que existen dos formas de obtener probióticos. Una es mediante alimentos fermentados y, otro, con productos de venta libre.

Según la investigación del Dr. Walker, los alimentos fermentados son la mejor opción para adquirir probióticos, ya que los suplementos y fórmulas de venta libre no siempre están sujetos a la supervisión necesaria.

El expertos incide en que los alimentos contienen probióticos después de pasar por lacto-fermentación, un proceso en el que las bacterias se alimentan del azúcar y el almidón de los alimentos para crear ácido láctico, que ayuda a conservarlo.

Además, indica, de los probióticos, los alimentos fermentados también pueden contener otros nutrientes valiosos; tales como enzimas, vitaminas B y ácidos grasos omega 3.

Según la Asociación Americana del Corazón (AHA), estos compuestos ayudan a reducir el riesgo de algunos problemas cardíacos.

Para aprovechar los beneficios de los probióticos, el Dr. Waker señala que es recomendado agregar más alimentos fermentados a la dieta, ya que estos además de ser una fuente de probióticos, contienen otros elementos benignos para la salud humana.

Entre estos, se puede considerar el yogur; el kimchi (es un plato de repollo fermentado rojizo y picante), los pepinillos; el miso (una pasta hecha de soya fermentada con arroz integral); o el kombucha (una bebida ácida de té fermentado).

Contenido relacionada:

Esta dieta reduce el riesgo de padecer diabetes, según expertos de Harvard

CAB

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES