Inicio Avances científicos Logran primera cirugía fetal para corregir espina bífica en CDMX

Logran primera cirugía fetal para corregir espina bífica en CDMX

El Hospital Star Médica Infantil Privado (HIP), institución con más de 50 años de excelencia en atención pediátrica, fue testigo al inicio del presente año, de la primera cirugía fetal exitosa para corrección de espina bífida en la Ciudad de México.

Esta intervención de alta complejidad fue posible gracias a la participación de un gran equipo de médicos especialistas en cirugía fetal, medicina materno fetal, neonatología y anestesia obstétrica-fetal de diversas partes de la república y del extranjero, entre ellos los doctores Raigam Jafet Martínez Portilla y Johnatan Torres Torres, Salvador Espino Sosa, Flavio Paez Serralde, Victor Hugo Ramírez Santes, Pablo Andrés Santillán Roldán, Jorge Luis Rodríguez, Rodolfo, Antonio Gurrola, David Martínez Ceccopieri, Iván Barrera Martínez y el neurocirujano pediatra con más experiencia en neonatos en el país, Rolando Jiménez Guerra.

La cirugía tomó poco menos de dos horas y media de principio a fin, con la participación de un equipo de entre 25 y 30 personas. El equipo de neonatología estaba listo para ante cualquier contingencia que pudiera presentarse al recibir al bebé.

Bajo la batuta del Doctor Pablo Santillán, el equipo de anestesiología brindó no solo una anestesia impecable a la mamá sino también al feto, monitorizando todos y cada uno de los signos vitales y evitando la presencia de contracciones del útero durante el evento.

Los doctores Raigam Martínez y Johnatan Torres, con el apoyo de más cirujanos fetales procedieron a operar a la mamá, manipulando delicadamente el útero y una vez que verificaron que podían proceder, entonces lograron exponer la espalda del bebé.

El Doctor Rolando Jiménez se unió al equipo de cirujanos, y mediante el uso de visión microscópica en una pantalla comenzó a reparar capa por capa la espalda del feto, respetando cada uno de los diminutos nervios que estaban visibles a través del defecto. La cirugía no es para nada sencilla, ya que para evitar complicaciones deben logran combinar rapidez con fineza en sus movimientos.

Finalmente el equipo médico reparó la diminuta incisión del útero y procedió a vigilar a la paciente conforme a las guías internacionales, quién hasta este momento se encuentra libre de molestias y el bebé evolucionando satisfactoriamente, por lo que se espera que tenga una mucho mejor calidad de vida cuando nazca y un menor riesgo de discapacidad a futuro.

La espina bífida o mielomeningocele es un padecimiento congénito que ocurre en 1 de cada 1000 nacimientos, que puede condicionar discapacidad motriz a los niños durante el embarazo, así como otros problemas que requieren cirugía, entre ellos hidrocefalia y la malformación de Chiari.

La cirugía fetal ofrece la posibilidad de minimizar y en algunas ocasiones revertir el daño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES