Inicio SALUD AL DÍA La salud del cerebro empieza en el plato, ¡fíjate en lo que...

La salud del cerebro empieza en el plato, ¡fíjate en lo que comes!

La plasticidad cerebral hace que se establezcan nuevas conexiones entre las neuronas, evitando alteraciones bioquímicas o de oxidación en el tejido

Día con día le suministramos a nuestro cerebro -vía alimenticia- sustancias que lo fortalecen o debilitan, alimentos altos en ciertas grasas o azúcares pueden estar asociados a un estado de inflamación de la región cerebral relacionada con el establecimiento de la memoria a corto plazo y a alteraciones bioquímicas. 

En cambio, todo alimento que contenga silicio resulta benéfico para el cerebro. Éste se encuentra en la avena, cebada, manzanas y pepino. 

La relación entre la nutrición y el funcionamiento cerebral es muy importante, ya que alimentarse de manera deficiente puede propiciar envejecimiento y alteraciones en los procesos de aprendizaje. 

El cerebro es un órgano muy versátil por su habilidad de responder a situaciones del medio ambiente, de ahí surge su capacidad de recordar y aprender, aspecto que se conoce como plasticidad cerebral. 

La plasticidad cerebral hace que se establezcan nuevas conexiones entre las células del cerebro (neuronas) y realicen un proceso de intercambio de energía, llamado sinapsis. 

Los ácidos grasos poliinsaturados, como los omega 3 (contenidos en alimentos como el salmón y el aceite de oliva), son fundamentales para llevar a cabo esta labor de plasticidad que posee el cerebro. 

Los carbohidratos son recomendables y son un verdadero carburante para el cerebro, tales como el arroz o la pasta, indispensables para que las neuronas obtengan una buena dosis de energía y que los impulsos eléctricos sean conducidos, manteniendo así la concentración y una adecuada actividad neuronal. 

Otros alimentos indispensables para el cerebro son los cítricos, los huevos y las legumbres, ya que nos proporcionan las vitaminas necesarias para garantizar la construcción de células nuevas. Además, las vitaminas son garantía de una adecuada oxigenación del tejido cerebral. 

Gracias a la buena alimentación se pueden cuidar todos los aspectos de nuestro organismo, garantizando una adecuada función de todos sus componentes. 

Para un cerebro sano y fortalecer los procesos de nutrición cerebral, consume los alimentos que se mencionan enseguida, son deliciosos y seguramente ya cuentas con ellos en tu alacena.

CARNE ROJA: Es una excelente fuente de vitamina B12 y ayuda a la actividad cerebral.

NUECES: Fuente de grasas omega-3, fitoesteroles y antioxidantes.

MORA AZUL: Mejoran el aprendizaje, la memoria y el pensamiento.

APIO: Calma la inflamación en el cerebro y es fuente de luteolina.

¡Aliméntate sanamente!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

Revisión médica y buenos hábitos de vida para mantener la salud prostática

Las más recientes estadísticas de la OMS mostraron que en México el cáncer de próstata es la enfermedad neoplásica más incidente...

Hospital registra contagio de bacteria en bebés recién nacidos, por mal proceso de lavado

Este es un caso muy inusual para un hospital, ya que involucraba una lavadora de tipo doméstico que no cumple con los...

7 maneras de reducir el cortisol (la hormona del estrés) en el trabajo

Los peligros de no reducir los niveles de cortisol en nuestro sistema son muchos y alto riesgo a corto y largo plazo...

Uno de cada tres pacientes con lupus utiliza opioides

Estos resultados fueron alarmantes porque uno de cada tres pacientes con lupus estuvo usando un opioide recetado, y la mayoría de ellos...

“Qué bien sabe cuidarse”, la campaña de Toks contra el cáncer de mama

Cada día hay alrededor de 10 decesos a causa del cáncer de mama en el país, el 80 por ciento de...