Inicio Adultos Mayores ¿En qué consiste la violencia hacia los adultos mayores?

¿En qué consiste la violencia hacia los adultos mayores?

Una de cada diez personas mayores ha sido víctima de malos tratos, es por ello, que es importante destacar el alto índice de maltrato hacia este sector de la población

La violencia hacia las personas mayores es un problema que se conoce hace pocos años, debido a que se mantuvo en el ámbito privado y en muchas ocasiones enmascarado porque los familiares cercanos eran quienes la ejercían.

Existía un gran desconocimiento sobre los actos u omisiones que se consideraban maltrato, por lo que no se le daba el interés ni la prioridad, ya que, no se sabía cómo detectarla y menos atenderla.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada diez personas mayores ha sido víctima de malos tratos, es por ello, que es importante destacar el alto índice de maltrato hacia este sector de la población. En muchos casos la violencia se da en su hogar por algún miembro de la familia.

De acuerdo con OMS, “el maltrato de las personas mayores es un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza.

Este tipo de violencia constituye una violación de los derechos humanos e incluye el maltrato físico, sexual, psicológico o emocional; la violencia por razones económicas o materiales; el abandono; la negligencia; y el menoscabo grave de dignidad y la falta de respeto”

Desde una perspectiva gerontológica, se han definido diferentes tipos de maltrato contra las personas mayores:

  • Maltrato físico.  Acto no accidental que provoca daño corporal o deterioro físico.
  • Maltrato psicológico.  Actos verbales o no verbales que generen angustia, desvalorización o sufrimiento.
  • Abuso sexual. Cualquier contacto sexual no consentido.
  • Abandono.  Descuido u omisión en la realización de determinadas atenciones o desamparo de una persona que depende de otra por la cual se tiene alguna obligación legal o moral. Es una de las formas más extremas del maltrato y puede ser intencionada o no.
  • Explotación financiera.  Uso ilegal de los fondos, la propiedad o los recursos de la persona adulta mayor.
  • Maltrato estructural. Se manifiesta en la falta de políticas sociales y de salud adecuadas, la inexistencia, el mal ejercicio y el incumplimiento de las leyes;  la presencia de normas sociales, comunitarias y culturales que desvalorizan la imagen de la persona mayor y que resultan en su perjuicio y se expresan socialmente como discriminación, marginalidad y exclusión social.

La violencia puede ser ejercida por familiares, vecinos o desconocidos, con o sin intención de hacerlo y puede darse dentro de la familia, en la comunidad o por parte de las instituciones.

A veces ni siquiera la notamos por desconocimiento, porque llegamos a acostumbrarnos a ella o por falta de sensibilidad.

¿Cómo podemos identificar el maltrato en las personas mayores?

Las personas mayores que han sido maltratadas pueden presentar confusión, insomnio, agitación, agresividad, pérdida de peso, moretones, cicatrices o quemaduras, higiene deficiente, desarrollo de úlceras, entre otros.

Es importante destacar que la violencia, en cualquiera de sus formas tiene consecuencias en la integridad emocional y física de las personas mayores, por eso es importante reconocerla, prevenirla y atenderla.

Las personas mayores dependientes para realizar sus actividades cotidianas como comer, bañarse o vestirse con alta frecuencia son víctimas de abuso.

Quienes muestran rasgos de fragilidad, marcha lenta, agotamiento, pérdida de peso y disminución de la fuerza muscular son más vulnerables a recibir algún tipo de maltrato: psicológico, económico, sexual o negligencia, por la persona encargada de su cuidado, por eso es importante que quien le cuida se encuentre en óptimas condiciones.

Es vital la salud física y mental de la persona cuidadora, cuando una persona se desprende de sus actividades laborales, culturales o sociales para dedicarse por completo al cuidado de alguien más, tarde o temprano llegará al agotamiento y al maltrato, por eso, cuanta más ayudas reciba, menos posibilidades hay de que se produzca maltrato.

Por lo anterior es importante establecer acciones interinstitucionales y multidisciplinarias orientadas a la prevención y atención de la violencia cometida en contra de las personas mayores en todas sus manifestaciones y ámbitos, así como brindarles todas las herramientas que les permitan fortalecerse como sujetos de derecho y mejorar su calidad de vida.

El INAPAM ofrece Asesoría Jurídica a personas adultas mayores que hayan sufrido violencia, abuso, maltrato o que soliciten ayuda en cualquier asunto legal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

¿En qué consiste la violencia hacia los adultos mayores?

Una de cada diez personas mayores ha sido víctima de malos tratos, es por ello, que es importante destacar el alto índice...

Gobiernos y empresas han fallado en combatir el discurso de odio, señala la ONU

El odio en línea no es menos dañino porque está en línea. Al contrario, con la velocidad y el alcance de su...

Presentan Plan Nacional de Salud y el Instituto de Salud para el Bienestar

A fin de lograr el abasto de medicamentos, el Insabi trabajará sobre tres ejes principales: compras públicas eficientes, planeación del suministro y...

El extraño caso de un hombre que su cuerpo producía cerveza

Pruebas de laboratorio revelaron la presencia en su intestino de un hongo unicelular que es capaz de fermentar carbohidratos y convertirlos en...

Por esto y más, amamos los árboles en las ciudades

Los árboles absorben y bloquean el ruido, de tal forma que también reducen la contaminación acústica ¿Sabías que...