Inicio Innovación Médica En el IPN tratan con Omega 3 los daños gástricos por antiinflamatorios

En el IPN tratan con Omega 3 los daños gástricos por antiinflamatorios

los ácidos grasos Omega 3 se extraen de los peces de agua fría, principalmente del salmón (que contiene un porcentaje mayor de ácidos grasos), toda vez que se alimenta de plancton e invertebrados que se encuentran en los países nórdicos.

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) diseñan una nueva alternativa terapéutica con Omega 3 (ácido docosahexaenoico), con la cual se protege al sistema digestivo de úlceras, sangrados o perforaciones del tracto gastrointestinal, provocados por medicamentos.

De acuerdo a un comunicado de la institución, la jefa del Laboratorio de Farmacología de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH), Aracely Evangelina Chávez Piña, subrayó que el empleo de los ácidos grasos Omega 3, tiene un efecto de defensa a nivel gástrico e intestinal cuando se suministran  fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

Explicó que los ácidos grasos Omega 3 se extraen de los peces de agua fría, principalmente del salmón (que contiene un porcentaje mayor de ácidos grasos), toda vez que se alimenta de plancton e invertebrados que se encuentran en los países nórdicos.

La especialista dijo que los ácidos grasos también pueden obtenerse del atún y arenque.

El proyecto denominado “Participación del efecto antioxidante en el mecanismo gastroprotector del ácido docosahexaenoico, un ácido graso poli-insaturado omega 3”, está registrado ante el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), organismo que apoya con recursos a este estudio.

Chávez Piña detalló que a nivel mundial, la población sufre de lesiones ocasionadas por el consumo de AINEs, como la indometacina, aspirina, diclofenaco y naproxeno (AINEs).

“Para evitar el daño gástrico, se co-administran con omeprazol (inhibidores de la bomba de protones), pero generan eventos adversos o nocivos en el intestino”, apuntó.

La científica del IPN enfatizó que los AINEs producen alteraciones fisicoquímicas que hacen que la barrera de la mucosa gástrica se rompa por completo.

También, indicó, provoca daños sistémicos al ocasionar alteraciones a nivel del tracto gastrointestinal e incrementar la secreción de ácido y daños en la microbiota intestinal, así como sangrado de úlceras gástricas.

“Estas sustancias tienen un efecto analgésico-antiinflamatorio pero, al mismo tiempo, generan problemas gástricos e intestinales. De ahí la importancia de esta investigación”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

¿Conoces tu salud financiera? Puedes evaluarla en ocho pasos

Una buena salud financiera significa contar con el dinero suficiente para cubrir gastos y tener ahorros que ayuden a afrontar imprevistos en...

En Colombia quieren inhibir embarazos adolescentes con “bebés robots”

Según la ONU, América Latina y el Caribe es la región con más embarazos adolescentes en el mundo después de África

Autoridades sanitarias emiten recomendaciones ante riesgo de inundaciones

Es necesario desalojar el agua que se acumule en llantas, jardínes, cubetas o cacharros para evitar criaderos de larvas del mosquito transmisor...

Tratamientos contra la depresión para prever incapacidades laborales

La depresión puede presentarse a lo largo de la vida, incluso en niños de cinco o seis años de edad, y en...

¿Por qué dedicamos un día al vitiligo?

El paciente con vitiligo debe protegerse del sol, pues al estar desprovisto de pigmento es más susceptible a desarrollar lesiones premalignas o...