Inicio Padecimientos Día Mundial del Paludismo 2019: La malaria cero empieza conmigo

Día Mundial del Paludismo 2019: La malaria cero empieza conmigo

La OMS se une a la Alianza para Hacer Retroceder el Paludismo, la Comisión de la Unión Africana y otras organizaciones asociadas para promover la campaña de base «La malaria cero empieza conmigo»

Con ocasión del Día Mundial del Paludismo 2019, la OMS se une a la Alianza para Hacer Retroceder el Paludismo, la Comisión de la Unión Africana y otras organizaciones asociadas para promover la campaña de base «La malaria cero empieza conmigo», destinada a mantener el paludismo en un lugar prominente de la agenda política, movilizar recursos adicionales y empoderar a las comunidades para que se impliquen en la prevención y el tratamiento del paludismo.

Después de más de un decenio de avances continuos en la lucha contra el paludismo (malaria), los progresos se han estancado. Según la edición más reciente del Informe mundial sobre el paludismo de la OMS, durante el periodo 2015-2017 no se registraron avances significativos en la reducción de los casos de paludismo. El número estimado de muertes por malaria en 2017, cifradas en 435 000, fue prácticamente igual al del año anterior.

Siendo la Región de África de la OMS continúa soportando más del 90% de la carga de paludismo en todo el mundo. Un dato preocupante es que, en los 10 países africanos más afectados por el paludismo, se estima que en 2017 hubo 3.5 millones más de casos de malaria que el año anterior.

La responsabilidad de los países es la llave del éxito, por lo que hacen falta medidas urgentes, y la responsabilidad ante este desafío está en las manos de los países más afectados por el paludismo.

La campaña «Malaria cero», lanzada por primera vez en Senegal en 2014, fue respaldada oficialmente en la Cumbre de la Unión Africana de julio de 2018 por todos los jefes de Estado africanos. La campaña se dirige a todos los miembros de la sociedad: dirigentes políticos que controlan las decisiones sobre política y los presupuestos de los gobiernos, empresas del sector privado que se beneficiarán de una mano de obra libre de paludismo, y comunidades afectadas por esta enfermedad, cuya adhesión e implicación es crucial para el éxito de las intervenciones para el control de la malaria.

Como ha señalado el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, el empoderamiento de los individuos y las comunidades mediante iniciativas de base como la campaña «Malaria cero» puede desempeñar un papel crucial para impulsar los progresos en la lucha mundial contra el paludismo.

Así, en respuesta a los datos y las tendencias reflejados en el Informe mundial sobre el paludismo, la OMS y la Alianza para Hacer Retroceder el Paludismo han impulsado recientemente el nuevo enfoque «De alta carga a alto impacto» para volver a encarrilar la lucha contra el paludismo, especialmente en los países donde la carga de morbilidad es más elevada. El enfoque se basa en cuatro pilares:

  • Voluntad política de reducir las muertes por paludismo
  • Información estratégica para lograr un mayor impacto
  • Mejores orientaciones, políticas y estrategias
  • Respuesta nacional coordinada contra el paludismo

El pilar número 1 requiere de los dirigentes de los países afectados por el paludismo que traduzcan sus compromisos políticos declarados en recursos y medidas tangibles que salven más vidas. A tal fin, las campañas de implicación de las comunidades y los dirigentes nacionales —como «La malaria cero empieza conmigo»— pueden fomentar un entorno en el que se asuman las responsabilidades y se actúe.

Desde 2000, los países afectados por el paludismo y sus asociados para el desarrollo han realizado progresos destacables en la reducción del número total de casos de paludismo y de muertes por esa enfermedad.

Sin embargo, el número de vidas que se cobra el paludismo sigue siendo inadmisiblemente elevado. Cada dos minutos muere un niño a causa de esta enfermedad, que puede prevenirse y tratarse. Y, cada año, se notifican más de 200 millones de nuevos casos.

La OMS está especialmente preocupada por las tendencias observadas en los últimos años (desde 2015). Su último Informe mundial sobre el paludismo muestra que los progresos se han estancado y que, en algunos países, el paludismo va en aumento. Probablemente no se alcanzarán dos objetivos fundamentales de nuestra estrategia mundial contra el paludismo.

Para cambiar la trayectoria de las tendencias actuales del paludismo, todas las partes deberán intensificar y coordinar sus actividades. Sin embargo, solo pueden lograrse progresos mediante medidas de lucha contra el paludismo asumidas como propias por los países.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES