Inicio Prevención Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, evitemos la perdida de audición

Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, evitemos la perdida de audición

Es importante que los proveedores de atención médica pregunten sobre la audición y les hagan pruebas a quienes tengan riesgo de pérdida auditiva

Desde hace décadas, el último miércoles del mes de abril se celebra internacionalmente el Día de la Concienciación sobre el Ruido con el propósito de promover en el ámbito global el cuidado del ambiente acústico, la conservación de la audición y la concienciación sobre las molestias y daños que generan los ruidos.

Y es que, la pérdida auditiva es la tercera afección crónica más común en los Estados Unidos. El número de personas que informan tener pérdida auditiva es casi el doble de quienes reportan tener diabetes o cáncer. La exposición al ruido fuera del trabajo puede dañar la audición tanto como trabajar en un lugar ruidoso.

La exposición a demasiados ruidos fuertes —como usar un soplador de hojas o asistir a conciertos con volumen alto— puede causar pérdida auditiva permanente. ¡Y una vez que se pierde la audición, no se puede recuperar! Usted puede tener pérdida auditiva incluso antes de notar que está teniendo problemas. El ruido se mide en lo que se llaman decibeles (dB). Con el pasar del tiempo, escuchar sonidos fuertes a altos niveles de dB puede causar pérdida auditiva u otros problemas de audición como un zumbido permanente en los oídos. Cuanto más fuerte sea un sonido, y cuanto más tiempo usted esté expuesto a él, más probable será que dañe su audición. Cuanto más frecuentemente esté expuesto a los sonidos fuertes a lo largo del tiempo, más daño ocurre. Es importante que los proveedores de atención médica pregunten sobre la audición y les hagan pruebas a quienes tengan riesgo de pérdida auditiva.

Los proveedores de atención médica pueden:

  • Preguntar a los pacientes sobre su exposición a los ruidos fuertes y si tienen dificultad para oír, y hacer pruebas de audición como parte de la atención de rutina.
  • Realizar pruebas de audición cuando los pacientes presenten o reporten problemas auditivos, o derivarlos a un especialista en audición.
  • Explicar cómo la exposición al ruido puede dañar la audición de forma permanente.
  • Asesorar a los pacientes sobre cómo proteger la audición.
Cuanto más frecuentemente las personas estén expuestas a sonidos fuertes, más empeora la audición a través del tiempo.
  • Aproximadamente el 53 % de las personas de entre 20 y 69 años con daño auditivo inducido por el ruido reportan no estar expuestas en el trabajo.
  • Aproximadamente el 24 % de las personas de entre 20 y 69 años que reportan tener una audición excelente presentan daño auditivo medible.
  • Aproximadamente el 20 % de los adultos sin exposición laboral a sonidos fuertes tiene daño auditivo

Así, la pérdida auditiva comúnmente empeora durante años antes de que alguien se dé cuenta o la diagnostique.

  • Las personas tal vez no sepan que hay actividades no laborales que pueden dañar la audición tanto como el ruido en el lugar de trabajo.
  • Hay personas que se demoran en reportar la pérdida auditiva porque no saben o no quieren reconocer que tienen un problema.
  • Menos de la mitad (46 %) de los adultos que reportaron tener problemas para oír habían consultado a un proveedor de atención médica sobre su audición en los últimos 5 años.

La pérdida auditiva causa muchos problemas.

  • La exposición continua al ruido puede causar estrés, ansiedad, depresión, presión arterial alta, enfermedad cardiaca y muchos otros problemas de salud.
  • Algunas personas presentan un riesgo mayor de pérdida auditiva; entre ellas están:
    • Quienes están expuestos a sonidos fuertes en el hogar y en la comunidad.
    • Quienes trabajan en entornos ruidosos (especialmente si hay ruido de 85 dB o más fuerte durante 8 horas o más).
    • Quienes toman medicamentos que incrementan el riesgo.
    • Quienes son hombres.
    • Quienes tienen 40 años de edad o más.

¿Qué se puede hacer?

Por parte de las autoridades:

  • Se concientiza al público sobre los efectos en la salud de la pérdida de audición inducida por el ruido y sobre cómo prevenirla.
  • Se hace seguimiento a la pérdida auditiva y establece estándares para proteger la audición en lugares como minas, fábricas y aeropuertos.
  • Se proporciona información a los proveedores de atención médica para un asesoramiento eficaz sobre la exposición al ruido y el uso correcto de la protección auditiva.
  • Se respalda la investigación sobre el alcance de la pérdida auditiva, los factores que contribuyen a ella y las estrategias de prevención más eficaces.

Los proveedores de atención médica pueden:

  • Preguntar a los pacientes sobre su exposición a los ruidos fuertes y si tienen dificultad para oír, y hacer pruebas de audición como parte de la atención de rutina.
  • Realizar pruebas de audición cuando los pacientes presenten o reporten problemas auditivos, o derivarlos a un especialista en audición.
  • Explicar cómo la exposición al ruido puede dañar la audición de forma permanente.
  • Asesorar a los pacientes sobre cómo proteger la audición.

Todos podemos:

  • Evitar los lugares ruidosos cuando sea posible.
  • Usar tapones para los oídos, orejeras protectoras o auriculares que cancelen el ruido cuando estén cerca de ruidos fuertes.
  • Mantener el volumen bajo cuando miren la televisión, escuchen música y usen audífonos o auriculares.
  • Pedirle al médico que haga una prueba auditiva y proteger su audición del ruido.

Preguntas que los proveedores de atención médica pueden hacer a los pacientes.

  • ¿Le resulta difícil seguir una conversación si hay ruido de fondo?
  • ¿Puede comúnmente oír y entender lo que está diciendo alguien en un tono de voz normal cuando no ve la cara de esa persona?
  • ¿Se siente frustrado con respecto a su audición cuando habla con familiares o amigos?
  • ¿Está expuesto frecuentemente a sonidos fuertes en el trabajo o fuera del trabajo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

¿Sabes qué es el Mielomeningocele y cómo tratarlo?

Esta malformación del sistema nervioso central de ori­gen congénito sucede cuando hay una alteración en la formación de una vértebra,...

Los cigarros electrónicos son una peligrosa moda, advierten en la UNAM

Los cigarros electrónicos contienen sustancias tóxicas, como partículas minúsculas de hierro, estaño, níquel y cromo, que varían de una marca a otra...

Conoce los síntomas de rinitis alérgica y cómo darle la vuelta

El uso indiscriminado de antibióticos aumenta de una a dos veces el riesgo de desarrollar alergias como rinitis, asma bronquial o dermatitis...

Facebook y la OMS se lanzan contra desinformación de las vacunas

Enfermedades mortales e incapacitantes como la difteria, la hepatitis, la poliomielitis y el sarampión pueden prevenirse eficazmente mediante la vacunación

¿Cómo podemos prevenir el sangrado nasal?

Para lubricar la nariz debemos evitar la automedicación con vaselina, manzanilla, lanolina ni bicarbonato, ya que pueden generar rinosinusitis