Inicio Adultos Mayores Aneurisma de Aorta

Aneurisma de Aorta

Por Alejandro Cárdenas.

¿Que es un Aneurisma de Aorta?

Esta arteria es la más grande del organismo  e importante ya que tiene una conexión directa con el corazón por lo que al dañarse ocasiona trastornos circulatorios o de sangrado muy aparatosos.

Se considera que existe aneurisma de aorta ante la presencia de una dilatación  de 3 cm o más en el calibre normal de la arteria o también cuando existe una dilatación del 50% o más de su calibre en cualquiera de sus trayectos.

Las complicaciones del aneurisma de aorta son la ruptura, la tromboembolia y/o la oclusión con producción de infarto y en el mejor de los casos la erosión de estructuras anexas al aneurisma por su dilatación.

La arteria aorta tiene varios trayectos, el que corresponde al cayado, que es lo que da la vuelta desde la cavidad izquierda del corazón por arriba de él, luego baja por el tórax constituyendo el trayecto torácico, y posteriormente tiene un trayecto abdominal que es el más frecuentemente afectado en los pacientes.

El aneurisma de aorta es una enfermedad que se asocia al edad avanzada, sobrepeso, enfermedad coronaria, ateroesclerosis (depósito de grasa en las arterias), elevación de grasas en sangre, tabaquismo, a la hipertensión arterial, a antecedentes genéticos de esta enfermedad, antecedentes de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica o enfisema pulmonar) y al hecho de pertenecer al sexo masculino. Es 7 veces más frecuente en pacientes fumadores que no fumadores, se relaciona más con la duración del tabaquismo que con la ansiedad. Se observó en investigaciones realizadas que un 15% de pacientes que padecieron de aneurisma tenían antecedentes familiares de esta enfermedad. el enfisema se asocia a aneurisma de aorta abdominal sobretodo cuando está mal controlado llegando a porcentajes del 7 al 11% de los pacientes que presentan aneurisma de aorta.

La zona más frecuentemente afectada es la abdominal, de estos la zona por debajo del riñón es la que más se presenta ocupando un porcentaje de 90-95% de todos los casos de aneurismas abdominales. Los aneurismas no dan síntomas, son detectados como hallazgos investigando otras patologías abdominales, la tercera parte de los aneurismas abdominales se detectan cuando se palpa el abdomen en la exploración por otros motivos. La presencia de un soplo abdominal puede hacer sospechar el aneurisma.

La mejor manera de evaluar a un paciente con antecedentes o factores de riesgo para aneurisma es haciéndole un ultrasonido abdominal que tiene una sensibilidad del 92% y especificidad del 98%, sin embargo la tomografía axial computada de abdomen con reconstrucción tridimensional es 100% efectiva aunque mucho más costosa para usarse como estudio para rastrear enfermedad aórtica por aneurisma aunque es el mejor estudio para pacientes obesos. La resonancia magnética con angioresonancia es un estudio muy exacto aunque más costoso que la tomografía.

El aneurisma está en riesgo de romperse entre más grande está, existen ya tablas que marcan el porcentaje de riesgo para la posibilidad de ruptura.

4 a 4.9 cm 0.5-5.0% de riesgo

5 a 5.9 cm 3.0-15%

6.0 A 6.9 cm 10 a 20%

7.0 a 9.0 cm 20 a 40%

8.0 o más cm 50%  de riesgo

Las manifestaciones agudas de la enfermedad son dolor abdominal o de espalda intenso, dolor intenso a la palpación abdominal o a la exploración de región lumbar, dolor en miembros inferiores y glúteos, cuando hay embolias que tapan las arterias de las piernas. Detección de tumoración que palpita en el abdomen.

Si un aneurisma da manifestaciones sin importar su tamaño se debe de reparar.

Los aneurismas se rompen más fácilmente en mujeres que en hombres por el calibre menor de la aorta femenina.

Los aneurismas menores de 4 cm son susceptibles a no romperse cuando se asocian a rutinas de ejercicio y actividad física sostenidas, esto debido al beneficio que tiene elejerciciom sobre el endotelio vascular.

La forma de reparar los aneurismas es por cirugía con injertos o parches que sustituyen el defecto en la arteria. También se pueden reparar introduciendo un catéter por una arteria en la ingle y luego, colocando una endoprótesis por dentro de la aorta que sella y reforma la luz de la arteria dejando sellado el defecto con mucha mejor recuperación y éxito.

Detectar los aneurismas con un estudio de ultrasonido en personas con factor de riesgo es muy fácil, posteriormente programar su tratamiento conociendo sus dimensiones es el paso a seguir.

Si tienes factores de riesgo pide a tu médico internista que te estudie.

Cuando se diagnostica el aneurisma se decide su tratamiento ya sea endovascular o quirúrgico.

Bibliografía

Guías Mexicanas de Práctica Clinica. CENETEC.

Montoya JE. Aneurisma de Aorta Abdominal. Repert. Med.cir. 2009:18(1):21-22.

Copper M. Aneurisma de Aorta Abdominal. MedLine. 2013.

Dr. Alejandro Cárdenas Cejudo
Médico Internista
Fellow of the American College of Physicians
Expresidente del CMIM
Ex´presidente de la SMHAP
Representante de la ISIM en México
Presidente de EIM México
www.dralejandrocardenas.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

Más de cuatro mil mexicanos padecen cáncer testicular al año

Algunos signos que pueden hacer sospechar de cáncer es el endurecimiento y crecimiento sin dolor de los testículos

Autoridades mexicanas cierran filas para prevenir el embarazo adolescente

Ricardo Bucio Mújica, secretario Ejecutivo del SIPINNA presentó los avances del subgrupo para Erradicar el Embarazo en Niñas y Adolescentes menores de...

Informe Mundial sobre Drogas 2019 pide prestar atención en adicción al tramadol

El Informe Mundial sobre Drogas 2019 de la ONU reclama prestar atención al “uso con fines no médicos” del analgésico tramadol, especialmente...

Desde la UAM alertaron que la depresión afecta a más de 120 millones en el mundo occidental

Un diagnóstico oportuno de la depresión y un tratamiento adecuado, evitan tanto al paciente como a su familia, años de sufrimiento

Consumir de manera inadecuada frutas y verduras es más serio de lo que piensas

El bajo consumo de frutas causó casi 1.8 millones de muertes cardiovasculares en 2010, mientras que el bajo consumo de vegetales...