Inicio Noticias Alto al tráfico y mercado negro de féretros en México

Alto al tráfico y mercado negro de féretros en México

Derivado del nulo control sanitario del uso y reúso de ataúdes, el problema es las ventas de féretros provenientes de cremaciones en malas condiciones y sin un proceso de sanitización

Para terminar con las malas prácticas en el comercio de ataúdes, el senador Jorge Carlos Ramírez Marín presentó una iniciativa con proyecto de decreto para actualizar la normatividad sanitaria sobre cremación, disposición definitiva de cadáveres y regular la implementación de técnicas, y modernos procesos de control sanitario con respeto al medio ambiente.

Así, Ramírez Marín propone que se reformen los artículos 314, 348 y 419, y se adicionan los artículos 348 bis, 348 bis 1 y 348 bis 2 de la Ley General de Salud, aseverando que se debe establecer un marco normativo que facilite el cumplimiento de normas que inhiba el “tráfico” o mercado negro de ataúdes usados, con medidas claras y precisas sobre su uso y control sanitario posterior” detalló.

El legislador de extracción priista señaló que se deben implementar disposiciones sanitarias que atenúen el impacto ecológico derivado del uso de féretros. Que el reciclaje y reutilización sea en condiciones sanitarias adecuadas y propicie buenas prácticas en el manejo de cadáveres.

Además, con su propuesta se pretende disminuir riesgos sanitarios, tanto para los trabajadores de la industria funeraria como para los solicitantes de ese tipo de servicios funerarios”, aseveró.

Esto, dado que actualmente, dijo, en la industria funeraria existen métodos, prácticas, instrumentos y aditamentos que reducen el impacto ecológico, que disminuyen ostensiblemente el riesgo sanitario de actividades relacionadas con servicios funerarios. Entre ellos se refirió:

Uso de empaques de material reciclado como cartón o madera para la colocación de cadáveres dentro de los ataúdes; embalsamamiento a los cadáveres no solo para traslado y conservación sino para evitar el derramamiento de líquidos y esparcimiento de olores durante la velación que, en algún momento pueden significar un riesgo de infección, entre otros.

El legislador señaló que es preciso establecer en la Ley General de Salud no sólo disposiciones que atiendan el control y vigilancia de agencias funerarias, tanatorios o crematorios, sino prever con visión -a mediano y largo plazo- disposiciones integrales y responsables con la salud de la población, con respeto al medio ambiente.

Mencionó que derivado del nulo control sanitario del uso y reúso de ataúdes, el problema es las ventas de féretros provenientes de cremaciones en malas condiciones y sin un proceso de sanitización, siendo común la reutilización de ataúdes -una o más veces- sobre todo para transportar cadáveres que serán cremados.

Es muy importante que las personas que requieren de este servicio tengan la garantía que el féretro que se utilizará para la cremación, se le ha aplicado un protocolo de sanitización, siendo obligación de la agencia funeraria informarlo, concluyó el senador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS POPULARES

¿Por qué dedicarle un día a la parálisis cerebral?

La parálisis cerebral no es una enfermedad; se trata de una condición especial de vida que permanentemente acompaña a la persona

La UNAM nos recuerda la importancia del bienestar animal

En ocasión del Día Mundial de los Animales, los profesionales del área han externado su interés por una agenda global encaminada a...

¡Participa en la caminata del Día Internacional del Bastón Blanco!

El Bastón Blanco es un instrumento que y les permite a las personas con discapacidad visual desplazarse en forma autónoma

Así ayudan en la UNAM a quienes padecen enfermedad vascular cerebral

La EVC es una alteración en las neuronas provocada por la disminución del flujo sanguíneo al cerebro, y dependiendo del área...

¡Dile adiós a los mitos sobre la donación de sangre!

La donación de sangre es un asunto de vida, ya sea para atender emergencias en casos de accidentes, en intervenciones programadas, así...