Ya sabemos que los riñones son los grandes filtros del organismo. Gracias a ellos, eliminamos de nuestro cuerpo las sustancias inútiles y nocivas y enfermedades.

Examine su orina

¿Cuándo nos damos cuenta que padecemos de estos males? El primer síntoma lo notamos en las anormalidades que se presentan en nuestra orina, como el color turbio de esta. Completamente este primer balance atrás señas como: dolor en la espalda, puntadas en la cintura, dificultad al agacharse o levantarse simultáneamente, hinchazón en los pies o en parpados, micción  frecuente y a veces dolorosas, también se presentan sobresaltos durante el sueño.

Si se le presenta cualquier de estos síntomas, es señal inequívoca que su riñones están funcionando en forma deficiente.

La inflamación de estos es la más común de las enfermedades que atacan a nuestros riñones.

Ahora bien, la inflamación pueden ser ligeramente leve, hecho que afecta una parte o la totalidad de nuestros riñones. Si esta primera forma no es tratada adecuadamente, la situación se agrava y la inflamación puede tomarse

Crónica.

Debemos cuidar nuestro organismo, teniendo en cuenta, en primer lugar, los alimentos ingeridos. Es básico.

Alimentos permitidos:

  • Legumbres frescas
  • Cereales.
  • Pan.
  • Pastas, fideos.
  • Arroz.
  • Pocas frutas.

Alimentos prohibidos

  • Carnes rojas
  • Aves
  • Pescados
  • Mariscos
  • Conservas
  • Sal

Todos los que padecen inflamación de los riñones deben beber abundante líquido. Su alimentación tiene que ser estrictamente vegetal y deben cocinarse sin sal. El alcohol está terminantemente prohibido.