La fibra ayuda a prevenir las enfermedades coronarias

La fibra está compuesta por las partes que no pueden ser digeridas de los alimentos vegetales. La fibra ayuda a prevenir las enfermedades coronarias y el cáncer de intestino.

La fibra que comemos  procede de la cascara del grano, de la piel y de la pulpa de las frutas, así como de la materia dura y fibrosa   de los vegetales la cual, al pasar por el estomago  y el intestino, no puede ser descompuesta por las encimas digestivas y por tanto, no la fibrapuede ser absorbida por el  organismo. Aunque  no posea ningún valor nutricional ni energético constituye un elemento vital en la dieta diaria,     los alimentos  ricos en fibra proporcionan una mayor sensación de saciedad y un menor aporte calórico.

La fibra desempeña un papel clave en la conservación de la salud, al incrementar la cantidad de heces facilita el paso de los deshechos por los intestinos absorbiendo simultáneamente el agua de los vasos sanguíneos adyacentes, proceso por el cual se ablanda y facilita la evacuación, previniendo el estreñimiento.

La fibra también modifica la absorción de los nutrientes por parte del intestino  así  como su paso a la corriente sanguínea; al reducir la absorción de las grasas digeridas se reduce ligeramente el nivel de colesterol y por  consiguiente, el riesgo de padecer una enfermedad coronaria.

Un adulto debería comer 25grs. De fibra diarios No obstante, la dieta del mundo occidental contiene un elevado porcentaje de grasas animales y carbohidratos y muchas veces carece de una cantidad adecuada de fibra lo cual hace que el  organismo absorba mas grasas  contribuyendo así al aumento del colesterol en la sangre.

Para estar seguro de que ingieres una cantidad adecuada de fibra diaria te indicamos una serie de consejos que lo puedes poner en práctica    para mejorar tu alimentación diaria y a la vez mejorar tu salud:

1 Come mucha verdura  y fruta fresca.fibra en los cereales

2 En lugar de tomar un vaso de jugo, come la fruta entera.

3 Las verduras no deben hervirse demasiado.

4  No retires la piel de las frutas y verduras, como la de la manzana y las papas. (Lavarlas bien antes).

5 Opta siempre por los cereales integrales, así como el pan y el arroz integral

6 Recuerde que las hojas exteriores de las lechugas, así como los nervios y los tallos del apio, contienen más fibra que el resto.

Una dieta rica en fibra debe iniciarse poco a poco para qué tu sistema digestivo se pueda ir acostumbrando gradualmente   y para evitar  flatulencias y calambres abdominales.

Algunos alimentos ricos en fibra solo debe consumirse bajo prescripción médica