Necesario incluir las inmunodeficiencias primarias en el fondo de protección contra gastos catastróficos del seguro popular Notimex

·  Se requiere ampliar la cobertura de tratamiento a pacientes de todas las edades pues actualmente en el Seguro Popular sólo se garantiza la cobertura hasta los 5 años de edad

·  Asegurar el acceso al tratamiento adecuado, representa un ahorro promedio por paciente de 272 mil pesos al año

·  Sin acceso a tratamientos las familias destinan hasta un 40% del gasto familiar anual

La Fundación Mexicana para la Salud, AC (FUNSALUD) y la Fundación Mexicana para Niñas y Niños con Inmunodeficiencias Primarias, AC (FUMENI) hicieron un llamado para que los tratamientos de las Inmunodeficiencias Primarias (IDP) se incluyan en el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Seguro Popular, como parte al derecho efectivo a la protección de la salud sin discriminación, así lo señalaron especialistas durante el foro: “El Derecho a la Salud en personas con Inmunodeficiencias Primarias: retos y oportunidades”, realizado en el Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN).

Las IDP son más de 300 enfermedades genéticas que afectan el mecanismo de la inmunidad, por lo que las personas que nacen con estos padecimientos enfrentarán infecciones recurrentes, persistentes y graves, que ponen en riesgo su integridad, calidad de vida y, en ocasiones, su vida misma; a esto se suma que en la mayoría de los casos hay un diagnóstico tardío y el tratamiento es costoso para las familias.  

Actualmente, el acceso efectivo a los tratamientos no está plenamente garantizado. Al respecto el Dr. Francisco Espinosa, Presidente de FUMENI, durante su participación en el foro, señaló: ”Las personas afectadas por algún tipo de IDP que no tienen ningún tipo de derechohabiencia y que se han afiliado al Seguro Popular tienen acceso al tratamiento sólo hasta los 5 años de edad, debido a que las IDP están incorporadas en el Programa Seguro Médico Siglo XXI, cuya población beneficiaria potencial es la población infantil de 0 a 5 años de edad, lo que afecta directamente el derecho a la protección de la salud, y quedan en completa indefensión frente a las infecciones recurrentes que comprometen su integridad y ponen en riesgo su vida”.

La consecuencia inmediata es que el Sistema de Salud tiene que atender las infecciones y complicaciones derivadas de la falta de tratamiento a pacientes a partir de los 5 años, “lo que provoca un costo anual de atención de infecciones por paciente de hasta 627 mil pesos. Al ofrecer el tratamiento con gammaglobulina (reemplazo de anticuerpos), este gasto baja a 354 mil (199 mil el tratamiento y 155 mil la atención a infecciones), es decir, un ahorro de 272 mil pesos al año por paciente”, puntualizó el Dr. Humberto Maciel, experto en farmacoeconomía y análisis de impacto presupuestal.

 En México, según datos del INEGI cada año nacen alrededor de 2 millones 300 mil  niñas y niños, de los cuales 5 mil 500 tendrán probablemente algún tipo de IDP siendo el grupo más frecuente el de defectos predominantes de anticuerpos, en donde el principal problema está en una producción nula, reducida o alterada de anticuerpos.

Este tipo de pacientes presentan infecciones graves por neumonías, gastroenteritis, artritis séptica, meningitis, además de cuadros de diarrea persistente, lo que ocasiona de forma secundaria una desnutrición grave que se traduce en complicaciones multi-sistémicas. Todo lo anterior afecta negativamente a los pacientes en su calidad de vida, así como en su participación comunitaria y social.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados*